Llegamos a la semana 9 de la temporada 2017/2018 de la NFL donde los Buffalo Bills (5-3) han podido acechar el liderazgo de los New England Patriots (6-2) en la división AFC Este, pero han sucumbido sorprendentemente con los colistas, New York Jets (4-5). El otro partido de esta división lo protagonizaron los Miami Dolphins (4-4) que mantuvieron el pulso a unos renacidos Oakland Raiders pero que no pudieron ganar.
BUFFALO BILLS 21-34 NEW YORK JETS (0-7, 7-3, 0-14, 14-10)

Los Jets aguaron en el Thursday Night Football la racha ganadora a Buffalo Bills de dos partidos seguidos y, lo más importante, evitaron que igualasen el récord de los Patriots ahora líderes en solitario de la división.
Los neoyorkinos pudieron por fin encomendarse nuevamente al juego terrestre de Bilal Powell (74 yardas en 9 acarreos) y especialmente de Matt Forte, que protagonizó en las 77 yardas que se recorrió, dos touchdowns en la segunda parte. Además, el front-seven de los Jets ayudó principalmente a la victoria de su equipo al alcanzar a Tyrod Taylor (285 yardas en 29/40) en once ocasiones, con incluso dos fumbles, uno de ellos recuperado y poniendo en bandeja la segunda anotación de 5 yardas de Forte.

Curiosamente la franquicia que dirige Todd Bowles avanzó a través de lo que mejor se le da a los Bills esta temporada: son la tercera mejor defensa del juego de carrera. Además, Josh McCown 14/20 pases) fue quien inauguró el marcador con una carrera de 10 yardas hasta la endzone, y repartió 140 yardas con un pase de touchdown para el receptor del momento en los Jets, Robby Anderson (48 yardas en 4 recepciones), en el tercer cuarto, tras llegar al descanso con un igualado 10-7 después de que Taylor diera un pase de touchdown de 10 yardas al rookie Zay Jones.
A partir de esa anotación se conectaron las dos anotaciones de Forte (24-7) dejando en evidencia los flojos placajes de la defensa rival. Mientras tanto, la ofensiva de los Bills se veía maltratada con hasta siete sacks, dos de ellos de Jordan Jenkins.
El segundo pase de touchdown de Taylor llegó ya con el partido definido, tras un pésimo tercer cuarto donde los de Buffalo cedieron hasta 53 yardas por penalizaciones. En menos de dos minutos los Bills anotaron en el último cuarto primero mediante una recepción de 26 yardas de Deonte Thompson y después el propio Taylor entró en la endzone con una carrera de una yarda. Trabajo en vano por la diferencia holgada que poseían los Jets en gran parte del cuarto, pues lograron ponerse 34-7.
OAKLAND RAIDERS 27-24 MIAMI DOLPHINS (3-0, 10-9, 7-7, 7-8)
Los Raiders con el “Beast Mode” reactivado de Marshawn Lynch, superaron a Miami Dolphins que vuelve a quedarse con balance equilibrado. La franquicia de Oakland no conocía el triunfo desde la Week 2.
El veterano running back estrella avanzó 57 yardas terrestres con dos touchdowns, el segundo fue el que desequilibró el partido en el último cuarto. Derek Carr también se mostró seguro en sus lanzamientos (21/30 para 300 yardas) y se mofó de la secundaria de los Dolphins para recuperar el liderato en el marcador tras un field goal de Tavecchio y el primero de los tres pases de touchdowns que dio Jay Cutler (311 yardas en 34/42) en su regreso tras la lesión de costillas, hacia Damien Williams. Johnny Holton recibió para 44 yardas y puso el marcador en 10-6.

Después de que los tiros de campo agrandaran las cuentas de ambos equipos, en la segunda mitad se inició la exhibición de Lynch con su acarreo más largo de la presente temporada, 22 yardas para touchdown. La respuesta fue directa, de nuevo por vía aérea conectando Cutler con Jarvis Landry un pase de 6 yardas tras un drive de 75 yardas avanzadas en menos de tres minutos.  Sin embargo, los Raiders alargaban a placer sus ataques convirtiendo más de la mitad de sus tercer downs intentados (8/15), con unas manos muy seguras de Jared Cook (126 yardas en 8 recepciones), Amari Cooper (58) o Michael Crabtree (40).
Y es que pinta que el juego de carrera en Miami va a pasar malos tragos durante unos cuantos partidos, hasta que Kenyan Drake se amolda definitivamente a la NFL. El RB aportó 69 yardas en 9 carreras pero facilitó un balón en la primera parte tras recuperar la posesión en un extraño intento de onside kick.
Así, después de recibir el segundo touchdown de Lynch en el último cuarto y de desperdiciar varios turnovers que no se tradujeron en puntos, Cutler intentó recortar distancias y lo consiguió al encontrar a Julius Thomas quien corrió por 15 yardas tras una magnífica recepción a una mano. El tight end lideró (84 yardas) junto a DeVante Parker (76) las yardas aéreas, pero los Dolphins se quedaron sin tiempo para remontar.

(Foto destacada: Getty Images)

Víctor Calle
Sígueme en @VCalle4 (Twitter) o @H_Deportiva (www.historiadeportiva.com) y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo.