Shalane Flanagan ofreció a Estados Unidos su primera victoria en categoría femenina en el maratón de Nueva York después de 40 años, cinco días después del primer atentado mortal en esta ciudad desde el 11 de septiembre de 2001.

A sus 36 años, Flanagan firmó el mayor éxito de su carrera en el día más indicado para ello y ante la rival más temible, la keniana Mary Keitany, ganadora de las últimas tres ediciones y quien finalizó en segundo lugar.

La estadounidense cruzó la meta en 2 horas, 26 minutos y 53 segundos, un minuto por delante de Keitany. El tercer puesto fue para la etíope Mamitu Daska (2:28:8).

En la categoría masculina, el keniano Geoffrey Kamworor se llevó la victoria con un crono de 2 horas 10 minutos y 53 segundos. Finalizó por delante de su compatriota Wilson Kipsang (2:10:56) y del etíope Lelisa Desisa (2:11:32), segundo y tercero respectivamente.

Es el primer triunfo para Kamworor en una maratón aunque el keniano es una figura conocida en el mundo del atletismo tras finalizar segundo en 2015 y contar en su palmarés con dos campeonatos del mundo de cross-country y uno en media maratón.