El Lokomotiv es el gran campeón del V Mundialito de Clubes de fútbol playa, que tuvo lugar en Vargem Grande Paulista, São Paulo. Los rusos se hicieron campeones del mundo tras vencer por 5-4 a los iraníes del Pars Janoobi. El ruso Chuzhkov fue premiado como el mejor portero mientras que Igor del Botafogo fue el máximo anotador con siete goles.

Dos de los cinco goles del equipo fueron marcados por brasileños (Ozu, que es natural de Japón, y Nelito, posterior MVP). Los otros tantos del Lokomotiv fueron gracias a Makarov, Stankovic y Nikoronov. En el otro lado, Mirshikari, Kiani, Akbari y Mesigar balancearon el encuentro. Previamente los equipos finalistas se deshicieron de equipos brasileños en los duelos decisivos en la fase de grupos: el Lokomotiv se impuso por 5-3 al Corinthians (a la postre medallista de bronce) y el Flamengo sucumbió ante el Janoobi por 6-4.

De esta forma, los rusos suman su segundo título tras el conseguido en 2012. La primera edición (2011) fue a parar al Vasco da Gama (victoria por 4-2 al Sporting CP), el equipo que más veces ha subido al podio (1 oro, 1 plata y 2 bronces), la tercera para el Corinthians (2013) haciendo que el Flamengo perdiera su segunda final consecutiva, y la cuarta y penúltima edición en 2015 tuvo de protagonista al FC Barcelona, que venció en los penaltis (4-4 / 3-2) al propio Vasco da Gama.