Encuentro espectacular el vivido en el Pabellón de Hielo de San Sebastián. Los dos mejores equipos del hockey hielo español disputaban la Final de la Copa del Rey y el nivel mostrado en el hielo ha estado a la altura. Por un lado, el CH Jaca, vigente campeón, venía a San Sebastián con ganas de repetir y ganar el título en casa del Txuri, pero por el otro el conjunto vasco quería la revancha de la temporada anterior y hacerse fuerte ante su público para volver a levantar el trofeo. Y así ha sido, el CHH Txuri-Urdin ha sido superior al Jaca y ha levantado el título de campeón por undécima vez tras ganar por 3-1.

El partido empezó de la mejor manera posible para el Txuri. Solo se llevaba un minuto de juego cuando René Kortabitarte mandó un disparo a la escuadra de Anthony Beauchamp, inapelable para el portero canadiense. Durante el resto del periodo hubo algunas ocasiones claras para el Txuri y disparos sueltos del Jaca, pero los primeros 20 minutos estuvieron marcados por la gran dureza entre los jugadores. 14 penalizaciones señalaron los árbitros en el primer periodo, 6 en contra del Txuri y 8 en contra del Jaca, siendo Louis Gagné el que más tiempo se perdió de juego con 8 minutos en el banquillo de expulsados.

En el segundo, el partido se calmó- El Txuri siguió creando más peligro que el Jaca, pero poco a poco el conjunto aragonés fue ganando la zona e hizo trabajar a Ander Alcaine. Hasta que Francis St. Louis aprovechó una situación de doble Power Play para ganar la zona y centrar la pastilla hacia Pablo Pantoja, que engañó a Alcaine. Un resultado que podría haber durado muy poco ya que solo un minuto después, Ignacio Solorzano marcó pero el gol fue invalidado por ayudarse con el pie.

Los 20 minutos restantes empezaron como el primer periodo, con gol del Txuri-Urdin. Pese a que los vascos no habían conseguido ningún gol en Power Play, en el tercer periodo marcaron dos goles en superioridad que les dieron el título. En el primer minuto de juego, Vladimir Lantos recogió un rechace delante de la portería rival y colocó la pastilla fuera del alcance de Anthony Beauchamp, para poner el 2-1. Y solo 5 minutos más tarde, una combinación sensacional del Txuri con Solorzano como protagonista, dejó media portería vacía a Pavel Mrna y el checo lo aprovechó. FUENTE