El equipo de USA con su medalla de oro. (Foto: WCF/Richard Gray)

El penúltimo día de competición en los Juegos Olímpicos de PyeongChang nos ha dejado a un sorprendente campeón en la competición masculina, ya que contra todo pronóstico, Estados Unidos (John Shuster), se ha impuesto al equipo sueco, capitaneado por Niklas Edin.

El partido empezaba de cara para el conjunto nórdico, que conseguía puntuar con dos piedras en la segunda entrada, sin embargo el equipo norteamericano ha respondido de igual forma en la tercera para robar una piedra en la cuarta justo después. Suecia salvaba los muebles con un doble en la quinta que le daban ventaja al descanso (4-3).

El equipo de Shuster ni mucho menos se ha sentido intimidado y tras el descanso volvía a ponerse por delante con un nuevo doble en la sexta. Sin embargo la entrada decisiva de la gran final que hemos vivido esta mañana ha sido la octava, en la que los errores de un dubitativo equipo sueco, que durante  todo el partido se ha mostrado mucho más impreciso de lo habitual, han permitido a los estadounidenses puntuar dejar cinco piedras en la casa y ponerse con ventaja de 10-5. Edin ha seguido luchando pero ni consiguiendo sumar dos puntos en la novena ha tenido opción de dar la vuelta a un partido en el que ya tenía muy pocas esperanzas y que finalmente ha ganado Estados Unidos por 10-7 en la que es su primera medalla de oro en la historia.

Estados Unidos (John Shuster, Tyler George, Matt Hamilton y John Landsteiner y Joe Polo como alternate) y Suecia (Niklas Edin, Oskar Eriksson, Rasmus Wranaa,  Christoffer Sundgren y Henrik Leek como alternate) se unen a Suiza (Peter de Cruz, Benoit Schwarz, Claudio Pätz, Valentin Tanner y Dominik Maerki como alternate) en el podio olímpico. 

Una vez concluida la competición masculina se ha disputado el duelo por la medalla de bronce en la categoría femenina en el que se han enfrentado Gran Bretaña y Japón en un partido muy disputado en el que en las cinco primeras entradas ha puntuado con una sola piedra el equipo que tenía el hammer (último lanzamiento) llegando al descanso con el resultado de 3-2 favorable al equipo británico. Tras dos entradas en blanco después del descanso Japón se ha asegurado la medalla de bronce al ganar las tres entradas restantes de forma consecutiva para un marcador final de 5-3 para el conjunto asiático.

Así pues, nos queda tan solo un partido para concluir la competición de curling en estos Juegos Olímpicos, la gran final femenina, que enfrentará este domingo día 25 de febrero a las 1 de la madrugada a Suecia y al equipo anfitrión, Corea.