La judoca española Estrella López Sheriff se colgó el bronce en la competición de -52 kg del Grand Slam de Dusseldorf (Alemania).

Ganó el combate por el bronce a la francesa Astride Gneto y, previamente, en la repesca a la suiza Evelyne Tschopp. La madrileña arrancó la competición en el Grupo A, en el que ganó a la panameña Kristine Jiménez y a la eslovena Anja Stangar, pero cayó frente a la brasileña Erika Miranda.

La japonesa Ai Shisime consiguió la medalla de oro tras derrotar en la final a la polaca Karolina Pienkowska. De la misma forma, la belga Charline Van Snick venció a la portuguesa Erika Miranda, verdugo de la española en el Grupo A, para compartir el bronce con Estrella López.

El otro gran éxito en este Grand Slam lo obtuvo Nikoloz Sherazadishvili, quien se colgó el bronce bronce en la categoría de 90 kg. En la lucha por el bronce tuvo como rival al italiano Nichollas Mungai, consiguiendo la victoria y su primer podio de la temporada.

Sherazadishvili inició muy bien la competición al dominar el Grupo A, donde sumó tres victorias ante el argentino Alexis Duarte, el israelí Li Kochman y el letón Davis Duda. Pero en su combate de semifinales no pudo con el ruso Mijail Igolnikov, que posteriormente se hizo con la medalla de oro tras vencer al nipón Mashu Baker.