El Esquí Alpino comienza a tomar carrerilla. Tras las suspensiones de las jornadas anteriores, hoy se han visto competiciones tanto en categoría femenina como en masculina. Aksel Lund Svindal en el Descenso y Mikaela Shiffrin en Gigante han sido los vencedores. La americana con su segunda medalla de oro olímpica y el noruego haciendo historia en las pruebas de velocidad.

La disciplina olímpica del esquí alpino llevaba unos días confusos. La climatología era muy adversa, y los esquiadores tras entrenar en las pistas de velocidad y técnicas, no podían disputar sus pruebas. El viento se lo impedía. Pero hoy ha conseguido comenzar a carburar. Por fin se ha disputado el descenso y las chicas han conseguido iniciar sus Juegos Olímpicos de Invierno. Y no de cualquier forma. La nieve estaba perfecta y no había viento molesto. Es decir, día para disfrutar y competir. 

ESLALON GIGANTE FEMENINO

La categoría femenina ha comenzado sus JJOO. Tras suspenderse en el día de ayer, han disputado el eslalon gigante. A dos mangas. Como mandan los cánones. Y como también mandaban los cánones, se ha llevado el oro una de las estrellas del esquí alpino, Mikaela Shiffrin. La jovencísima estadounidense, 22 años, ha logrado su segunda medalla de oro olímpica. Junto a la del eslalon en Sochi que ya lucía en su palmarés.

Mikaela Shiffrin
Un palmarés magnífico. Pues a esa temprana edad, ya ha ganado 3 títulos mundiales y 41 victorias. Además adornándolo todo con el galardón de campeona olímpica. Y si los elogios eran pocos, pues hoy ha ganado como lo hacen los campeones. Sufriendo. Fue segunda en la primera manga y tuvo que remontar. Mañana volverá a pisar la nieve en el eslalon, donde es casi intocable y es con total seguridad la máxima favorita para la medalla de oro. 

La medalla de plata se la llevó la noruega Mowinckel, a casi 4 décimas, y tercera fue la italiana Federica Brignone. Las dos a "un mundo" de la americana y sin opciones de vencerla. Precisamente, el país transalpino se llevó una decepción con la pésima segunda manga de Moelgg, que había sido primera en la primera ronda.

DESCENSO MASCULINO

Por fin se disputó el descenso en categoría masculina. Tras entrenar hace casi una semana y llevarse cancelación tras cancelación, los chicos han conseguido lanzarse por la pista surcoreana. Y lo han hecho en un día que ha sido una fiesta nórdica. Más concretamente, una fiesta noruega. Los "vikingos" han conseguido el doblete, gracias a Svindal y Jansrud, y han superado al suizo Feuz, que ha conseguido la medalla de bronce.

Aksel Lund Svindal ha logrado la medalla de oro. Es toda una leyenda. Posee el oro en las dos pruebas de velocidad, descenso y supergigante, y ha sobrepasado durísimas lesiones. No sólo ha ganado, también ha callado bocas. Las que decían que debía retirarse. Su bajada no ha sido la mejor, incluso ha cometido fallos, pero ha ganado en meta a su gran rival y amigo, Kjetil Jansrud
 
Aksel Lund Svindal
Jansrud es otra de las grandes estrellas del alpino y ha perdido con Svindal por solo 12 centésimas. Y ha sufrido lo que sufrió su compatriota en Sochi, perder por la mínima. En este caso fue con Matthias Mayer. Hoy el austríaco no ha tenido su día y ha finalizado en novena plaza. Para Jansrud, no es la última opción, le queda el Super-G, donde tendrá que pelear contra los mismos rivales.

La tercera posición del podio ha sido para el suizo Beat Feuz. Era uno de los máximos favoritos y ha cedido 18 centésimas. El de Schangnau sigue demostrando que sin lesiones su carrera deportiva sería mucho más brillante. Talento tiene, de sobra. Por otro lado, no ha sido buen día para otros favoritos, Dressen, Paris o Mayer han decepcionado.

En definitiva, hoy hemos vivido dos campeones olímpicos que son superestrellas. Svindal y Shiffrin que han logrado poner otra persea dorada más en su cuello y demuestran que si alguien les quiere ganar debe sufrir mucho.