Sorprendente victoria de Daniel Ricciardo en el GP de China de Fórmula 1. Un coche de seguridad, la estrategia de Red Bull, un error de Verstappen y, por supuesto, las manos del australiano le dieron la victoria. 

Los dos fineses Valtteri Bottas, segundo, y Kimi Raikkonen, tercero, coparon el podio de Shanghái. Fernando Alonso remontó hasta la séptima plaza, y Sainz acabó noveno, también en los puntos.