Marc Márquez logró su tercer triunfo consecutivo esta temporada en el Gran Premio de Francia tras marcar un ritmo muy superior al de sus principales perseguidores, que, en esta ocasión, fueron Danilo Petrucci, segundo, y Valentino Rossi, tercero. Los dos italianos se beneficiaron de las caídas, casi consecutivas, de Andrea Dovizioso y Johann Zarco.

En Le Mans, el vigente campeón realizó la enésima muestra de superioridad sobre sus rivales. Con Zarco fuera de pista, el de Cervera manejó a su antojo la carrera, adueñándose con facilidad de la primera posición y luchando únicamente contra un posible error para cruzar victorioso la bandera a cuadros.

Tras las exhibiciones en Austin, Jerez y Francia, Márquez amenaza con convertir el Mundial en un monólogo. El leridense ya dispone de 36 puntos de margen sobre Maverick Viñales al frente del campeonato.