Tras caer derrotado en el primer enfrentamiento de la pretemporada ante los Cleveland Browns, los New York Giants se apuntaron su primera victoria en el Ford Field de Detroit. Derrotaron por 30-17 a los Detroit Lions, aún dando descanso a Eli Manning y Odell Beckham Jr., además de que tampoco jugó Saquon Barkley por un esguince en un muslo.

Davis Webb dirige la victoria de los Giants

Fue el quarterback de segundo año Davis Webb quien comandó a los Giants en un partido que tardó en arrancar. Matthew Stafford sí jugó para los Lions bastantes minutos, pero sólo se atrevió con cinco lanzamientos de los cuales dos fueron completados para 51 yardas. El primero garantizó abrir el marcador en el primer cuarto con un field goal de Matt Prater.
Pero a partir del segundo cuarto el encuentro se convertiría en un monólogo de los neoyorkinos con 140 yardas repartidas de Webb y un pase de touchdown de 8 yardas para Wayne Gallman que, sumado a un tiro de campo de 55 yardas por parte de Aldrick Rosas, llegarían al descanso por delante (10-3).
Davis Webb fue el quarterback que dirigió a los Giants. Foto: Giants.com
Davis Webb fue el quarterback que dirigió a los Giants. Foto: Giants.com
Sin Barkley, los Giants lograban mover cadenas vía terrestre por medio principalmente de Robert Martin (47 yardas) y el propio Gallman (26 en cinco intentos), algo que tuvieron bastante complicado los Lions, quienes consiguieron un total de 67 yardas, de las cuales 32 fueron de LeGarrette Blount en once intentos.
Y es que la carrera iba a ser el arma más vital en la segunda parte donde Giants solo supo abrir ventaja y Lions maquillar algo el marcador. La única anotación del tercer cuarto fue del QB rookie Kyle Lauletta, con una carrera de 10 yardas muy atrevida rompiendo la defensa rival y alcanzando la zona de anotación, un ataque facilitado por el linebacker Ray-Ray Armstrong que interceptó a Matt Cassel (42 yardas en 6/9 pases) para poner el balón dentro de la redzone.
En Detroit desempeñaron como quarterback tres jugadores diferentes, siendo Jake Rudock el que más minutos disputó repartiendo 170 yardas en 23 de 30 lanzamientos, con un pase de anotación hacia T.J. Jones de 11 yardas que puso el 24-10 tras el touchdown previo que había conseguido nuevamente Gallman, en esta ocasión vía terrestre, entrados ya en el último cuarto.

Un último cuarto de muchos puntos

Conforme se iba acabando el partido, los Giants golpearon una vez más para terminar de matar el encuentro, con anotación del running back Robert Martin gracias a una carrera espléndida de 16 yardas. Con el tiro de campo fallado, alcanzaron los 30 puntos definitivos con los que los de Nueva York iban a cosechar su primer triunfo de la preseason.
Los Lions adornarían su marcador en el último drive de la noche, donde Rudock en 14 jugadas avanzó 71 yardas para rematar él mismo el ataque ejecutado, empujando entre las líneas el balón para rebasar la goal line y poner el 30-17 definitivo.
Russell Shepard brilló en el primer cuarto con una recepción de 40 yardas, pero sería el tight end Jerell Adamas el que más balones cogería, con tres recepciones con 31 yardas de ganancia. Aunque fueron trece los jugadores que recibieron al menos un pase en los Giants, totalizando 203 yardas recorridas.
Matthew Stafford jugó bastantes minutos. Foto: detroitlions.com
Matthew Stafford jugó bastantes minutos. Foto: detroitlions.com
Sin embargo, los Lions ganaron más por vía aérea, pero no les sirvió para ganar, ni tan siquiera para estar metidos en el partido. Theo Riddick, Dontez Ford y Jace Billingsley fueron los que más destacaron en este aspecto en el equipo local.
Unos Lions que, tras sucumbir en la primera semana de pretemporada ante los Raiders, han vuelto a caer y sigue sin saborear la victoria en estos partidos preparativos para cuando empieza lo bueno, la regular season que iniciará un nuevo camino el 6 de septiembre.