El inglés Lewis Hamilton (Mercedes) reforzó su liderato en el Mundial de Fórmula 1 al ganar el Gran Premio de Italia, el decimocuarto del año, que se disputó en Monza y que el alemán Sebastian Vettel (Ferrari) concluyó cuarto. Hamilton obtuvo su sexto triunfo del año, el sexagésimo octavo en F1, al ganar por delante de los finlandeses Kimi Raikkonen (Ferrari) y Valtteri Bottas (Mercedes); y ahora lidera el Mundial con 256 puntos, treinta más que Vettel.

El golpe fue tremendo para Ferrari, que se las prometía felices tras salir sus dos monoplazas desde la primera línea de la parrilla y vio como a Vettel se le arruinaba su carrera en la tercera curva. El alemán cometió un error imperdonable al querer superar al británico tras ser adelantado y meterse en la curva por un lugar imposible. Su Ferrari salió muy malparado tras golpearse con el Mercedes y tuvo que volver al garaje para volver a empezar desde la penúltima posición. Solo pudo ser cuarto gracias a la penalización que sufrió Max Verstappen por una acción antirreglamentaria con Valtteri Bottas en la lucha por la tercera plaza.

Carlos Sainz acabó la carrera noveno en una buena carrera del de Renault, pero la descalificación del Haas de Romain Grosjean le permitió subir una plaza. Mientras, Fernando Alonso no pasó de la décima vuelta por un problema de motor que le obligó a despedirse de Monza con una nueva decepción a sus espaldas.