El británico Lewis Hamilton consiguió otro triunfo en la temporada y quedó un poco más cerca de sumar un nuevo título. Ahora fue en el Gran Premio de Singapur, que le permitió amargar aún más a Ferrari, estirando la diferencia a 40 puntos en el campeonato sobre el alemán Sebastian Vettel, que finalizó en el tercer lugar. Segundo fue el holandés Max Verstappen.

Hamilton partió mejor que el joven piloto de Red Bull y se ubicó adelante desde el comienzo. Después, cuando llegó el momento de las paradas en boxes, Ferrari llamó a Vettel en la vuelta 16 y colocó neumáticos ultrablandos, pero Mercedes reaccionó rápidamente para hacer parar a Hamilton una vuelta más tarde y colocar los blandos.

Esta decisión estratégica de Mercedes fue la acertada y el piloto británico marcó un gran ritmo en la punta, mientras que Verstappen superaría al alemán tras salir de boxes y aguantó la posición. Es el cuarto éxito del británico en Marina Bay e igualó el récord de Vettel.

Detrás de Hamilton, Verstappen y Vettel, finalizaron Valtteri Bottas, Kimi Raikkonen y Daniel Ricciardo, Fernando Alonso, Carlos Sainz Jr, Charles Leclerc y Nico Hulkenberg.