La selección española femenina se hizo, por sexta vez, con el título Mundial de pádel por equipos tras derrotar 2-0 a Argentina en la capital de Paraguay, Asunción, en un certamen caracterizado por una deficiente organización.

Las españolas Patty Llaguno y Alejandra Salazar inauguraron el marcador y derrotaron a la pareja argentina Brea-Bidahorria por 6-4 en el primer set y 6-3 en el segundo.

El broche de oro lo pusieron las hermanas Mapi y Majo Alayeto que tumbaron al dúo del país austral Reiter-Campus con un doble 6-3, que coronó a las españolas por segunda vez consecutiva y sexta de la historia de la competición. El conjunto español se clasificó para la final tras derrotar a Italia por 3-0.

En las finales por parejas, España lograba oro y plata en ambas categorías. Las gemelas Alayeto vencieron en la final a Lucia Sainz y Gemma Triay. La pareja masculina formada por Alejandro Galán y Juan Lebrón se hizo con la victoria ante la incomparecencia por lesión de Uriel Botello, que formaba pareja con Javier Ruiz. La final de equipos masculina entre España y Argentina no se jugaría por decisión de los 16 jugadores, que alegaron que no se daban las condiciones necesarias para su disputa.