Filip Ingebrigtsen dio una auténtica exhibición en la prueba sénior del Europeo de cross. El noruego, que siempre fue en cabeza con los turcos Kaya y Ozbilen y el belga Kimeli, dio el hachazo definitivo en los últimos metros para hacer historia junto a su hermano menor Jakob, ya que nunca dos hermanos habían logrado sendos títulos continentales en distintas categorías del Europeo de cross.

Mechaal, que defendía la plata lograda el pasado año en Samorín, impuso un ritmo muy fuerte desde el inicio y en esa primera criba fueron los turcos, el noruego y el italiano Crippa los que pudieron seguir su ritmo. Sin embargo, ya en el kilómetro 6, el español empezó a pagar el esfuerzo y fue perdiendo posiciones hasta cruzar la línea de meta en séptima posición, a 0:31 del ganador.

El podio lo completaron el belga Kimeli y el turco Kaya, campeón de Europa de la especialidad, mientras que la cuarta plaza fue para su compatriota Ozbilen. Por eso Turquía ganó el oro por equipos, con 14 puntos. La plata por conjuntos fue para Gran Bretaña, con 34, mientras que el bronce recayó en Italia, con 37. A un punto del bronce se quedó el equipo español, con 38 puntos. Tras Mechaal, alcanzaron la meta Toni Abadía (14º), Daniel Mateo (16º) y Javi Guerra (31º).

En competición femenina, la turca de origen keniano Yasemin Can se erigió como la primera mujer que gana tres títulos europeos de cross con una exhibición en solitario desde el tercer kilómetro de la carrera de 8.300 metros en el Safaripark de Tilburgo.

España, sin dos de sus mejores especialistas (Ana Lozano e Irene Sánchez-Escribano) obtuvo el sexto lugar por equipos (uno peor que en 2017). Trihas Gebre, duodécima, volvió a ser la mejor española, seguida de Nuria Lugueros (35ª con 27:58), Tania Carretero (38ª con 28:02) y María José Pérez (28:11). La selección de Holanda se llevó el título continental, seguida de Gran Bretaña que defendía título y Alemania que completaba el podio.

La carrera fue controlada por Can desde el disparo de salida. A su estela se puso Susan Krumins, subcampeona de Europa de 10.000 en pista, la ídolo holandesa que regresaba a los campeonatos diez años después de ser campeona sub-23 en 2008.

La turca, de 21 años, se fue en el tercer mil y a partir de ahí se dedicó a gestionar su ventaja, pero la suiza Fabienne Schlumpf, actual subcampeona europea en 3.000 m obstáculos, la alcanzó, con su larga zancada, poco antes de la última vuelta y la atacó varias veces. Ninguna cedió, de forma que el título se resolvió en el último 100 a favor de Can. Con un tiempo de 26:05, la turca batió por un segundo a Schlumpf y el bronce, por cuarta vez, fue para la noruega Karoline Grovdal (22:04).

La modalidad mixta fue dominada por el equipo formado por Saúl Ordóñez, Esther Guerrero, Víctor Ruiz y Solange Pereira. Cerraron con la medalla de oro en relevos mixtos la actuación española en los 25 campeonatos de Europa de cross.

El cuarteto español cubrió las cuatro postas (la primera de 1.200, a cargo de Ordóñez, dos de 1.500 con Guerrero y Ruiz, y la última de 1.600 con Pereira) y venció con un tiempo de 16:10 a Francia (16:12), Bielorrusia (16:21) y Gran Bretaña (16:24).