El austríaco Marcel Hirscher logró en el eslalon paralelo disputado en la estación italiana de Alta Badía su 62ª victoria en la Copa del Mundo de esquí alpino, con lo que iguala a su compatriota Annemarie Moser-Pröll, ganadora también de 62 pruebas entre 1969 y 1980. Hirscher logró su cuarta victoria de la temporada y segunda consecutiva en el mismo escenario en el que un día antes se impuso en el gigante.

Con sus 62 triunfos el austríaco iguala a Moser-Pröll y se sitúa a 24 victorias del sueco Ingemar Stenmark, vencedor en 86 pruebas del circuito. Sólo Stenmark (6) y la estadounidense Lindsey Vonn (82) poseen más victorias que Hisrcher, dos veces campeón olímpico y en siete ocasiones del mundo. El siete veces campeón de la Copa del Mundo suma ya 128 podios en el circuito.

Para ello, en el eslalon paralelo ganó sucesivamente a su compatriota Roland Leitinger, al noruego Kjetil Jansrud, al alemán Stefan Luitz y al sueco Matts Olsson. En la final batió por 14 centésimas al francés Thibaut Favrot. En el duelo por el tercer puesto el también francés Alexis Pinturault derrotó al sueco Matts Olsson.