Japón encabezó el medallero en la última y célebre prueba de la temporada mundial de judo, en el World Masters que se celebró en Guangzhou (China). Los nipones cosecharon hasta 14 medallas (7 oros, 3 platas y 4 bronces), y quedaron por encima y muy lejos de Georgia (2 oros, 1 plata y 2 bronces) y Rusia (1 oro, 1 plata y 4 bronces), las otras dos selecciones más laureadas.

Joshiro Maruyama, Takeshi Sasaki, Natsumi Tsunoda, Tsukasa Yoshida, Mami Umeki y Akira Sone fueron los maestros del judo en esta temporada para darles las medallas a su país asiático. Un nombre de "maestro" que también recibió el español Nikoloz Sherazadishvili, quien se colgó el oro en -90 kg.

El actual campeón del mundo se impuso en la final al húngaro Kristztian Toth dominando el combate desde el comienzo. Y pronto se puso por delante, dando siempre la sensación de controlar a su rival, hasta que maniobró para hacerse con el 'ippon' que le dio la victoria.

Sherazadishvili comenzó la jornada con victoria sobre el chino Hebilige Hu. Luego superó al azerbayano Mammadali Mehdiyev, con lo que acabó primero en el Grupo A. En semifinales, derrotó al kazajo Islam Bozbayev, al que venció por 'ippon' en un combate complicado. Con esta victoria, Sherazadishvili acaba como líder indiscutible en el ranking mundial de su categoría, y muy cerca de lograr su clasificación para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. 

Por su parte, María Bernabéu estuvo cerca de las medallas. Acabó séptima en la categoría de -70 kg, tras perder en la repesca ante la austríaca Michaela Polleres. El resto de españoles (Fran Garrigós, Julia Figueroa, Ana Pérez Box) tampoco tuvieron suerte y no pudieron luchar por las medallas. TODOS LOS RESULTADOS