La estadounidense Mikaela Shiffrin alcanzó el medio centenar de triunfos en la Copa del Mundo de esquí alpino con una nueva exhibición en Courchevel (Francia), donde redondeó su actuación con una victoria en el eslalon, apenas 24 horas después de su éxito en el gigante.

A sus 23 años la esquiadora de Vail volvió a confirmar que su nivel es excelso. Arrebató, por dos meses, al sueco Ingemar Stenmark el honor de ser el más joven de la historia que alcanza las 50 victorias en el circuito.

Líder de la primera manga (47.70) y de la segunda (49.02), Shiffrin puso su rúbrica a una nueva victoria con un tiempo de 1:36.72 para sellar su trigésimo quinto triunfo en la disciplina de eslalon, igualando la plusmarca de la austríaca Marlies Schild.

Para equipararse con Schild, Shiffrin no dio opción a la eslovaca Petra Vlhova (+0.29) ni a la sueca Frida Hansdotter (+0.37).