La defensa de Pittsburgh Steelers (8-5-1) gobernó ante los New England Patriots (9-5), dejándolos en tan solo 10 puntos, y consiguieron su primera victoria ante los de Bill Belichik tras cinco derrotas seguidas ante dicho equipo, y una gesta que no lograban desde 2011.


El equipo de Mike Tomlin venció por 10-17 en su Heinz Field con un protagonista inesperado, el running back novato Jaylen Samuels

El jugador procedente de NC State sustituía al lesionado James Conner y fue la gran pesadilla de los Patriots: en 19 intentos avanzó 142 yardas y, además, tuvo dos recepciones claves de 30 yardas.
Jaylen Samuels sorprendió en su debut | Foto: Steelers.com

Primer cuarto muy vivo de puntos

A priori en el primer cuarto aparentaba un encuentro de intercambios de golpes, pues en los dos primeros drives se tuvo anotaciones. Primero se adelantaron los Steelers con un ataque contundente de 11 jugadas para 70 yardas en más de 6 minutos de posesión, culminado con el primer pase de touchdown de Ben Roethlisberger (235 yardas en 22/34 intentos), hacia el tight end Vance McDonald.

La respuesta llegó inmediata con el lanzamiento anotador más largo para Tom Brady en la actual temporada 2018/2019: conexión con Chris Hogan que corrió por la banda sin objeción alguna durante 63 yardas.

Tras dos despejes, Pittsburgh volvería a liderar el marcador y, desde entonces, no miró más atrás. El habitual vínculo entre Roethlisberger y Antonio Brown se repitió para un touchdown de 17 yardas que ponía el 7-14.
Chris Hogan en el único TD de los Patriots | Patriots.com

En este instante, ya en el segundo cuarto, la defensa de los Patriots parecía dominar resistiendo las embestidas del gran despliegue ofensivo que ofrecía el rival. Así, Duron Harmon logró interceptar un balón que buscaba a JuJu Smith-Schuster para devolver la posesión a Brady y compañía, pero estos se topaban con una defensa que presionaban muy bien desde la secundaria, y al juego terrestre lo dejaron en 96 yardas insignificantes, repartidas entre Sony Michel Rex Burkhead.

Las defensas empiezan a dominar: 2 intercepciones de Duron Harmon

Los grupos defensivos obligaron a ir al descanso sin ver más movimientos y a un Brady incómodo en el backfield y en sus lanzamientos en busca especialmente de Rob Gronkowski quien solo pudo recibir el balón dos veces para 21 yardas. A pesar de ello, tras convertirse Chris Boswellen el kicker con más tiros de campo fallados en una temporada (12), Brady avanzó lo justo y suficiente (57 yardas) en un drive en el que fue alcanzado por T.J. Watt para un sack de -7 yardas, y Stephen Gostkowski sumó tres puntos desde la 33.
Duron Harmon brilló con 2 INTs | Foto: Patriots.com
Se iniciaba el último cuarto y los Patriots parecían estar en estado de gracia pues, acto seguido, tras 8 jugadas Harmon de nuevo interceptó, esta vez en el medio campo. Con ello el ataque de New England se puso dentro de la redzone pero Brady, intentando volver a buscar a su máximo efectivo del partido Julian Edelman (90 yardas en 7 recepciones), la línea defensiva acribilló el pocket y el quarterback tuvo que lanzar al aire, a la nada, y se topó con las manos de Joe Haden en la yarda 4.
T.J. Watt realizó el único sack de su equipo | Foto: Steelers.com

Joe Haden intercepta y Boswell pone a los suyos a 7 puntos. La defensa hizo el resto

Esta acción reavivó la ofensiva de los Steelers que seguía en 14 puntos, una diferencia que con un touchdown los Patriots darían la vuelta al marcador. Así, Jaylen Samuels tuvo una recepción de 20 yardas en 3&9 y, de siguiente realizó un acarreo también de 20 yardas que logró poner el ovoide en campo rival. Esta vez sí, Boswell puso el balón entre los palos para llevar el marcador al 10-17.

Sin tiempos muertos y a contracorriente, los Patriots tenían poco más de dos minutos para alcanzar la endzone y al menos empatar el partido. A ritmo de un Brady que se había convertido en el cuarto QB que llega a las 70.000 yardas, tras Drew Brees (73.908), Peyton Manning (71.940) y Brett Favre (71.838), el ataque se posicionó en la yarda 11 de Pittsburgh. Sin embargo, los secundarios parecían tener inundado el campo: estaban en todos los sitios, encima de cada arma ofensiva de los Patriots y con un front-seven que ahogaba a la línea ofensiva de New England en cada snap. Con ello, lograron cuatro pases incompletos de Brady (25/36 con 279 yardas), tres de ellos hacia Gronkowski y el último hacia Edelman que fue deflectado por Morgan Burnett.
Joe Haden en su intercepción | Foto: Steelers.com

Ya no había tiempo para más, y los Steelers hincaron rodilla para reafirmarse en la AFC Nortetras tres derrotas consecutivas, mientras que la franquicia de Massachusetts caen al cuarto puesto de la Conferencia Americana después de los ChiefsChargers y Texans, situándose muy lejos del billete directo hacia la Divisional Round.