San Juan vivió una emocionante definición de la Copa Intercontinental de hockey sobre patines donde el Barcelona se coronó tras vencer al Porto por 5-4 tras la prórroga. El sanjuanino Pablo Álvarez se lució con un hat-trick, pero el más importante fue el último, que llegó a pocos minutos del cierre del partido. 

Además del equipo blaugrana, el título fue disputado por Porto, subcampeón europeo; Centro Leonardo Murialdo de Mendoza, campeón sudamericano; y Concepción (San Juan), subcampeón sudamericano. De esta manera, el Barcelona se hizo con la triple corona​, ya que la Intercontinental se sumará a la Liga Europea y la Copa Continental. El Murialdo cedió 5-7 ante el Porto en semifinales mientras que el Barcelona superó 7-2 al Concepción.

El juego fue frenético en ambos costados de la cancha argentina y con muchas emociones. Apenas en los primeros minutos del partido, Sergi abrió el marcador transformando un penalti para darle la ventaja al Barça, aunque el Porto siguió atacando y consiguió darle la vuelta al partido. En primer instancia con el contragolpe que definió con disparo cruzado Reinaldo "Nano" García y minutos después, con la pared entre Telmo Pinto y Gonçalo Alves, donde éste último marcó el 2-1 para los portugueses.

Sin embargo la alegría les duró muy poco, debido a que el argentino Pablo Álvarez desde el costado de la derecha se fue metiendo para ingresar al área y sacar un potente remate, haciendo el 2-2 en el primer periodo.

En la segunda parte, al minuto 27 Gonçalo Alves erró un penalti, aunque en el rebote terminó por vencer al guardameta para marcar el 3-2, pero una vez más Pablo Álvarez volvió a sacar otra genialidad para igualar el resultado.

Cuatro minutos más tarde, Gonçalo Alves aprovechó una vez más el descuido defensivo para adelantar a los “Dragones azules”, pero la ventaja tan sólo les duró 5 minutos debido al espectacular disparo de palomita de Joao Rodríguez, forzando a que el juego se fuera al tiempo extra.

Tras una primera parte de la prórroga reñida con oportunidades claras para ambos equipos, tuvo que aparecer al minuto 59 Pablo Álvarez al definir dentro del área para colocar el definitivo 5-4 en favor del Barça Lassa y con ello, obtener el quinto título para los catalanes.