Gabriel Medina se ha proclamado campeón del mundo de la World Surf League 2018 gracias a su victoria en el Pipe Masters, última parada de la temporada del circuito World Championship Tour 2018, que se ha disputado en la icónica ola de Pipeline, en la North Shore hawaiana. El surfista ya había ganado este título en 2014, convirtiéndose en el primer brasileño que lograba la gesta.

Ahora con 24 años, se confirmó matemáticamente campeón al superar su enfrentamiento de semifinales, asegurándose la corona mundial por delante del número 2 del mundo, Julian Wilson. El australiano y el brasileño protagonizaron una emocionante final en la que, finalmente, se impuso el surfista carioca, que redondeó así un final de temporada épico.

Medina llegaba al Pipe Masters como máximo aspirante a la corona mundial, liderando el ranking y situando a sus oponentes, Julian Wilson y Filipe Toledo en una situación difícil. El resultado estaba en sus manos: si llegaba a la final, sería campeón. Y en el caso de sufrir una pronta eliminación, obligaría a sus rivales a llegar a la final o, incluso, ganar el evento para hacerse con el título. Con las probabilidades apiladas a su favor, Gabriel Medina no dio opción y se mostró absolutamente intratable en Pipeline, una de las olas más peligrosas y potentes del planeta, logrando su segundo título mundial gracias a una impresionante exhibición de tubos y aéreos progresivos con excelentes puntuaciones en cada manga, incluyendo un impresionante 10 en cuartos de final.