Inaugurando los playoffs 2019 de la NFL, en la ronda de Comodines se enfrentaron los Houston Texans y los Indianápolis Colts. El triunfo fue para los Indianapolis Colts por 21-7 La figura del encuentro fue el mariscal de campo Andrew Luck que finalizó el juego con 222 yardas aéreas y dos anotaciones. El encuentro se disputo en el NRG Stadium de la ciudad de Houston donde los Texans juegan en condición de local. Los Texans fueron los locales este juego porque ganaron la División Sur de la Conferencia Americana, mientras que sus enfrentados fueron segundos en la misma división y entraron a la postemporada como equipo comodín.

Unos Potros indomables en la primera mitad

Los Colts comenzaron con el ovoide y con dos pases de 13 y 12 yardas del mariscal Andrew Luck al receptor T.Y. Hilton  los visitantes se posicionaron en terreno rival.  Otra vez misma la combinación (Luck-Hilton) con una bomba de 38 yardas ubicaron a los Colts a solo 6 yardas de las diagonales. Ese sector del emparrillado, es zona del ala cerrada Eric Ebron y en la jugada próxima, recibió un pase de 6 yardas para lograr la primera anotación de la tarde y poner a Indianápolis arriba en el marcador por 7-0.
Los Texans en su primera ofensiva poco pudieron hacer y debieron despejar el balón luego de tres jugadas.
Los Colts parecían indetenibles en el comienzo del juego. Con un acarreo de 25 de yardas de Marlon Mack se encontraron nuevamente en territorio rival. Una reversible de 14 yardas del receptor Zach Pascal los colocó en posición de gol de campo. La defensa local, parecía no tener respuesta ante esta gran ofensiva. Dos pases de Luck al receptor Chester Rogers y al corredor Marlon Mack los puso a solo dos yardas de una nueva anotación. Lugar que llegaron en una jugada posterior con otra corrida de Mack. En 10 minutos de juego para sorpresa de propios y extraños, el resultado estaba 14-0 para la franquicia dirigida por Frank Reich.
Los Texans, si querían seguir en juego, debían responder con puntos esta marcha. Con dos acarreos del corredor ex Dolphins de Miami, Lamar Miller lograron renovar los intentos por primera vez en el juego. Con un pase completo de Watson al receptor estrella, Deandre Hopkins volvieron a mover las cadenas y parecía que la ofensiva local estaba comenzando a engranar. Lamentablemente para ellos, hasta ahí llego la ofensiva, porque una intercepción del esquinero Kenny Moore a Watson les quito las esperanzas de poner puntos en el tanteador y dejo a Luck y compañía en mitad de campo.   
Andrew Luck seguía afiladísimo, con pases a los receptores Dontrelle Inman y Chester Rogers ubicó a su ofensiva en situación de colocar nuevamente puntos. Pero en ese momento, finalmente apareció la defensiva local y con una intercepción del linero Brandon Dunn le devolvió el balón a Watson. Vale comentar que esta intercepción  fue producto de que el linero defensivo JJ Watt le desvió el pase efectuado por mariscal.  Esta jugada, fue una bocanada de aire para la fanaticada local y para los propios jugadores texanos porque una anotación del equipo visitante podría haber sentenciado el encuentro, aunque falten casi tres cuartos para que finalice.
Pero ni esta intercepción pudo encender a la ofensiva texana  ya que rápidamente despejaron el balón.
El balón perdido en la marcha anterior no le hizo perder la calma a Luck, todo lo contrario, lo enchufó mucho  más en el segundo cuarto. Es más, en esta serie con tres pases completos logró la tercera anotación del cotejo y puso a su equipo 21-0. La jugada de la anotación fue un pase de 18 yardas de Luck a Dontrelle Inman
El equipo dirigido por Bill O´Brien, finalmente, pudo hilvanar una muy buena ofensiva y parecía que podría lograr su primera anotación. Con pases de Watson a sus receptor Hopkins y Coutee sumado a un acarreo del propio mariscal situaron a los texanos a solo 9 yardas de su primera anotación. En ese momento se encontraron con un cuarto intento y 1 yarda por recorrer, y en lugar patear un gol de campo y poner los primeros puntos, intentaron renovar los intentos. Para desgracia de ellos, la jugada no efectiva y le dieron el balón a los Colts sin haber realizado puntos.  El segundo cuarto no tuvo tiempo más y ambas franquicias se retiraron a los vestidores con el resultado 21-0 para Indianápolis.

Era cuestión de tiempo

El tercer cuarto empezó con las defensivas dominando por sobres las ofensivas rivales. En 7 minutos de haber pasado este cuarto, las ofensivas ya habían despejado en cuatro ocasiones. Esto claramente les convenía a los visitantes, porque con el resultado a favor por tres anotaciones, lo único que necesitaba para ganar el encuentro es que se consuma el tiempo rápidamente.
Recién a mediados del cuarto, se vieron las primeras jugadas positivas. Con dos pases consecutivos de Watson a Coutee situaron a los locales en la yarda 40 rival pero una falta ofensiva y una posterior embolsada de Kenny Moore  provocaron que Houston vuelva a despejar el balón.
Faltando un cuarto, la frustración de la  fanaticada texana estaba a flor de piel. No había respuestas dentro del emparrillado. Si bien la defensa mejoró muchísimo en esta segunda mitad, la que debía progresar ahora era la ofensiva. A Watson se lo notaba muy impreciso, seguramente se encontraba muy nervioso por ser su primer partido en playoff.
La primera marcha del último cuarto encendió las esperanzas de los locales. Con dos pases de Watson a sus receptores preferidos de la noche (Coutee y Hopkins) llegaron dentro de la yarda 30 rival. Luego, dos jugadas consecutivas con Lamar Miller los pusieron dentro de la zona roja rival. Y finalmente llegaron a zona de gol rival gracias a otro pase hacia Coutee. Con el tanteador 21-7, era el turno de la defensiva comandada por JJ Watt para seguir alimentando la ilusión de dar vuelta el juego. Debían para rápidamente a la ofensiva rival y eso realizaron. En dos minutos y media le reintegraron la pelota a su ofensiva.
Con ocho minutos para que acabe el encuentro y dos anotaciones de diferencia, Houston debía realizar una ofensiva sin reunión para intentar lograr otra anotación en poco tiempo.
Velozmente, con una gran carrera de Deshaun Watson, los Texans se encontraron a solo 35 de una próxima anotación. Pero hasta ahí llego la ilusión de la hazaña, con tres pases incompletos seguidos le retornaron el balón a Indianápolis y se sentenció el partido a favor de los visitantes.  
Solo restaba quemar los pocos minutos que faltaban y justamente lo que realizo la visita. Con un par de corridas productivas de Mack el tiempo se disipo y fue final.
Fue una justo triunfo de los Colts, especialmente por lo ejecutado en la primera mitad donde directamente saco del juego al equipo local y obtuvo la diferencia irremontable.
La semana que viene enfrentarán un durísimo escollo como lo es el mejor equipo de la Conferencia Americana, los Kansas City Chiefs, y al igual que este encuentro será en condición de visitante. Si realizan un partido similar al de hoy, es posible que tengan sus chances de llevarse el juego  
Estadísticas Individuales de Houston Texans
Pasando
D.Watson 29-49, 235 yds, TD,INT
Corriendo
D.Watson 8 acar, 75 yds.
L.Miller 5 acar, 18 yds.
Recibiendo
K.Coutee 11 rec, 110 yds, TD
L.Miller 8 rec, 63 yds.
D.Hopkins 5 rec, 37 yds.

Estadísticas Individuales de Indianápolis Colts
Pasando
A.Luck 19-32, 222 yds, 2 TD, INT
Corriendo
M.Mack 24 acar, 148 yds, TD
Recibiendo
T.Hilton 5 rec, 85 yds
D.Inman 4 rec, 53 yds, TD
E.Ebron 3 rec, 26 yds, TD