El VRAC Quesos Entrepinares vallisoletano se impuso en la 39 edición de la Copa Ibérica al derrotar al Os Belenenses portugués por 34-25 en el partido disputado en el Pepe Rojo de Valladolid. El plantel de Diego Merino retuvo el título que logró el año pasado en Lisboa, y engrosan su casillero personal que pasa a ostentar tres copas de la competición peninsular.

El primer título de la temporada para el VRAC Quesos Entrepinares se vendió caro, y ha llegado en un momento perfecto para terminar un año redondo, en el que los vallisoletanos sólo han cedido la Supercopa ante sus vecinos del SilverStorm El Salvador. Conscientes de la importancia de la Copa Ibérica tras un inicio de temporada dubitativo, los azulones se pusieron por delante desde los primeros compases del partido gracias al pie de Gass y a dos ensayos del zaguero Wesell Bell y del sin duda protagonista de los queseros, el apertura Greg Dyer.

Sin embargo Os Belenenses se impusieron en las fases estáticas, y partiendo de una melé muy dominante en la que consiguieron rascar varios golpes de castigo llegaba el primer ensayo de su zaguero Manuel Marta, el jugador más destacado del conjunto portugués, tras una increíble carrera de más de 50 metros. Para cerrar el primer tiempo Paila marcaba el tercero para los suyos y con el marcador antes del descanso 22-13.

En la segunda mitad los hombres de Diego Merino solventaron los problemas en la melé, pero la chispa portuguesa no se apagó y continuaron construyendo desde el contra ataque, y aprovechando los momentos de confusión y los errores involuntarios llegó una nueva marca de su medio melé Azevedo, tras otro ensayo de Dyer para volver a poner a los suyos dentro del partido. A dos del final Guillermo Mateu, tras un fantástico pase de Greg, marcaba el quinto para los vallisoletanos, que dejaban sin opciones a los lisboetas, que ya no pudieron superarlos a pesar de marcar el último tanto sobre la bocina para cerrar 34-25. FUENTE