La selección nacional femenina de voleibol se clasificó para el próximo Campeonato de Europa, que se disputará en Turquía, Polonia, Hungría y Eslovaquia, al ganar en Alexandría (Rumanía) al conjunto local por 2-3 (25-22, 16-25, 23-25, 25-21 y 13-15).

La selección remontó el control inicial de Rumanía. Las rumanas forzaron luego el desempate, en el que las españolas supieron mantener la concentración para dominar el tramo final del encuentro y sellar, seis años después, su regreso a la máxima competición continental (no estuvieron ni en 2015 ni en 2017). España ha logrado el billete además a falta de una jornada para la finalización de la fase de clasificación.