El Mundial de Ciclcross de Bogense será recordado por ser el segundo de Mathieu Van der Poel, que trunca así la racha victoriosa de Wout Van Aert. El alicantino Felipe Orts (12º), Carlos Canal (7º), e Iván Feijóo (18º) dejaron las mejores actuaciones del combinado español en este Campeonato del Mundo.

El holandés Van der Poel hizo buenos los pronósticos que le daban como máximo favorito y ganó su segunda corona mundial (1:09:20), por delante de su archienemigo Wout Van Aert, tricampeón del mundo y que terminó a 16 segundos. Completó el podio el también belga Ton Aerts que se cayó a finales de la carrera en su lucha por subir hasta la plata y finalizó con un tiempo de 1:09:45.

Por otro lado, la belga Sanne Cant (47:53) logró su tercer título mundialista consecutivo en la categoría elite femenina de ciclocross al batir, en Bogense, a las holandesas Lucinda Brand (+9 segundos) y Marianne Vos (+15), segunda y tercera, respectivamente.

El español Orts llegaba un año más a la cita mundialista como gran estandarte del combinado nacional. Con solo un Mundial absoluto en su haber, el de Valkenburg 2018 en el que logró un 20º puesto, el talentoso ciclista se marcaba como objetivo para esta edición mejorar ese resultado. Fue capaz de mantenerse en el Top-10 hasta mediada la penúltima vuelta, cuando fue perdiendo paulatinamente ritmo y posiciones, encarando el giro final en la posición número 12.

Por su parte, Ismael Esteban finalizaba 27º, rodando gran parte de la carrera entre el puesto 25 y el 30. Javier Ruiz de Larrinaga, que se despedía del ciclocross profesional, lo hacía con un 30º puesto.

En categoría femenina, la mejor clasificada resultó ser Lucía González en el puesto 22º a 3 minutos y 27 segundos de la líder, seguida de Aida Nuño (27) y Sandra Trevilla (37).