En el sexto partido de las Stanley Cup Finals 2019, donde los St. Louis Blues pueden hacer historia si ganan su cuarto encuentro ante los Boston Bruins, alzando así el que sería el primer título de su historia desde que surgieron en 1967, no podrá estar Ivan Barbashev.

El joven jugador ruso asestó un duro golpe ilegal a la cabeza de Marcus Johansson en el minuto cinco del primer periodo del Game 5, y, pese a que no fue sancionado, el Departamento de Seguridad de jugadores de la NHL lo ha suspendido para el siguiente duelo. Este tendrá lugar el próximo domingo en la hora estadounidense de 8 p.m. ET; NBC, CBC, SN, TVAS.

La cuarta línea sin Barbashev podría ser reemplazada con Robby Fabbri
Barbashev jugaba en la cuarta línea de los Blues junto al center Oskar Sundqvist (suspendido en el Game 3 por arrollar a Matt Grzelcyk en la noche anterior, quien sigue por cierto en protocolo de conmoción cerebral) y al también delantero Alexander Steen. El jugador de 23 años acumula en Playoffs 6 puntos (3 goles), incluido un tanto en el tercer duelo de estas Finales 2019. Durante la temporada regular de este curso, aportó en 80 enfrentamientos 26 puntos (14 goles).

En su lugar, los Blues podrían contar con el forward Robby Fabbri, quien ya jugó en el segundo y tercer partido de esta Stanley Cup. Joel Edmundson podría ser el jugador elegido por los de Missouri si deciden optar por jugar utilizando siete hombres defensivos. El canadiense ya tuvo presencia en postemporada con los mismos Blues, en 21 ocasiones exactamente distribuidas en dos temporadas.

Boston estará sobre las cuerdas en el próximo sexto partido que se celebrará en el Enterprise Center, y donde los jugadores de Craig Berube llegan con todas las fuerzas e ilusión después de contener a los Bruins sin un gol en power-plays durante los dos duelos anteriores, la principal baza de los de Massachusetts en estas Finales.