El Liverpool es el gran monarca de Europa. En Estambul, los Reds lograron la Supercopa de Europa 2019 batiendo mediante lanzamientos de penaltis al Chelsea. Luego de igualar 2-2 en el tiempo regular, el campeón de la Champions League se impuso 5-4 en la tanda definitiva. Es la cuarta Supercopa que alza el equipo inglés (1977, 2001, 2005, 2019).

Independientemente del resultado final, el partido inevitablemente entró en la historia por la presencia de la árbitro francesa Stéphanie Frappart, la primera mujer en dirigir una final continental europea masculina. Acompañada también por asistentes mujeres, terminó siendo protagonista en Turquía.

En el minuto 36, Olivier Giroud abrió la cuenta para el cuadro londinense, cruzando un remate tras un preciso pase de Christian Pulisic. En el añadido de esta primera parte, Firmino reemplazó a Oxlade-Chamberlain y surtió efecto casi de inmediato, porque en el 48 igualó el Liverpool gracias a Sadio Mané, quien le ganó a Kepa en el área chica tras recibir un pase del delantero brasileño. 

Los rojos mejoraron mucho en el segundo tiempo, apretando más arriba, pero no les alcanzó para cerrar el duelo en el tiempo reglamentario. Se fueron a la prórroga y la paridad se mantuvo. En el 95, Mané puso en ventaja a los Reds con un golazo. Pero en el minuto 101, Jorginho empató de penalti después de una falta de Adrián sobre Abraham. Tras esto se fueron a la tanda de penaltis. En el décimo lanzamiento, Abraham falló, deteniendo Adrián con sus pies el tiro. FUENTE