El ucraniano Oleksiy Torokhtiy fue descalificado y le retiraron la medalla de oro que consiguió en los Juegos Olímpicos Londres 2012, tras dar positivo por una sustancia metabólica. Se había proclamado campeón olímpico en la categoría de 105kg de halterofilia.

El Comité Olímpico Internacional (COI) lo informó. En 2018, el competidor ya había sido suspendido por dos años después de que la Federación Internacional de Halterofilia anunció que el atleta figuraba entre los sospechosos de dopaje.

De esta forma, Navab Nasirshelal (Irán) tomará la presea dorada, mientras que el que resultó ser medallista de bronce, el polaco Bartlomiej Bonk, ahora pasa a ser plata.