Los dos finalistas españoles de la Premier League de Madrid, Sandra Sánchez y Damián Quintero, se llevaron el oro. Para ambos el primer premio en el Madrid Arena es un dobtete: para Sandra, porque con este nuevo triunfo se proclama por cuarta vez campeona del Circuito Mundial; para Damián, porque tras conquistar el billete a Tokio al entrar en la final, su victoria es la primera de la temporada con lo que consolida su segundo puesto en el ranking mundial.

Sandra Sánchez alcanzó en Madrid su medalla internacional número 50. Derrotó en la final a la japonesa Kiyou Shimizu.  Ambas mantienen una hegemonía absoluta en las katas mundiales, aunque en este último año la española está siendo superior, porque ganó el Mundial de 2019, y en las últimas citas internacionales también ha sido mejor. 

En la final en este cara a cara entre las mejores Sandra logró un 27.0, la máxima puntuación de la Premier, por 26,28 de Shimizu. La española revalidó su número 1 en el ránking mundial, sumó su octava medalla de oro en el presente año y logró su 49ª medalla consecutiva en un récord sin precedentes.

Por lo que respecta a Damián Quintero, subcampeón del mundo tras Rio Kiyuna, no podía fallar en la ausencia del japonés. Sin él, corrió el escalafón y la final la protagonizaron el dos, Damián, y el tres, el turco Ali Sofuoglu que había perdido este año la final con del Europeo en Guadalajara con Damián Quintero. Y también en Madrid: 25,92 el turco Sofuoglu y 26,12 para el español.

En el Madrid Arena también se colgaron medallas de bronces la selección masculina de katas (Pepe Carbonell, Sergio Galán, Alejandro Manzanas) y los dos femeninos, la selección (Raquel Roy, Lidia Rodríguez y Marta Vega) y uno de futuro (Jesica Wlikinson, María López y Nuria Escudero). Y en katas, bronce para María Torres (entre las veinte primeras en más de 68 kg) y Carlota Fernández (en menos de 55 kg) en mujeres y Rodrigo Ibáñez en menos de 75 kg. FUENTE