El noruego Aleksander Kilde es el campeón de la Copa del Mundo de esquí alpino tras confirmarse la cancelación de las pruebas de Kranjska Gora (Eslovenia), previstas para este fin de semana, por la expansión del coronavirus en Europa.

La Federación Internacional de Esquí (FIS) confirmó la anulación de las dos últimas carreras, un gigante y un eslalon, con lo que se da por finalizada la temporada de la Copa del Mundo masculina. Las finales de la Copa del Mundo, que se iban a disputar en Cortina d'Ampezzo, ya fueron suspendidas con anterioridad.

De esta forma, el campeón de la Copa del Mundo masculina es el noruego Kilde, que termina con 1.202 puntos, 54 más que el francés Alexis Pinturault, mientras que es tercero el también noruego Henrik Kristoffersen (1.041), que se lleva el Globo de la especialidad de gigante con 394, seis más que el galo, así como el de eslalon con 552, dos más que Clement Noel.

Kilde gana así su primer globo de cristal de la general de la Copa del Mundo y releva en el palmarés al austriaco Marcel Hirscher, que el pasado septiembre anunció su retirada tras ganar 8 temporadas consecutivas la general de la Copa del Mundo de esquí alpino.

Kilde contaba con el séptimo puesto de 2016 y 2017 los mejores resultados en la general final de la Copa del Mundo, pero esta campaña ha sido a la postre el más regular y polivalente pese al empuje de Pinturault. El noruego ha logrado un triunfo, en el supergigante de Saalbach-Hinterglemm, cinco 2º puestos y un 3º como actuaciones más relevantes que le han llevado al título. FUENTE

WIKIPEDIA