El primer ministro japonés, Shinzo Abe, confirmó que el Comité Olímpico Internacional (COI), a través de su presidente, Thomas Bach, aceptó que los Juegos Olímpicos de Tokio se retrasen hasta 2021.

Ambos mandatarios habrían mantenido una reunión telefónica en la que el primer ministro de Japón habría hecho esa petición a Bach para dar solución a la crisis provocada por el coronavirus lo antes posible. Todo con el fin de que  los atletas puedan llegar a la cita en la mejor condición y poder hacer un evento seguro para ellos y los espectadores.

El COI tuvo que acelerar las conversaciones para decidir qué hacer con los Juegos después de que el mundo del deporte le apremiara a tomar una decisión. No se han cumplido así las cuatro semanas que se daba en un principio para estudiar la situación, pues la incertidumbre era una de las peores sensaciones para los deportistas en la situación de crisis médica actual.

El gobernador de Tokio, Yurike Koike, confirmó que, aunque los Juegos se disputen en 2021, el nombre bajo el que se celebrarán es Tokio 2020. FUENTE