Chevigny St.Sauveur ha sido escenario de una nueva edición del Gran Prix junior de Francia en la especialidad de lucha libre. Allí, Aitzol Sacristán (66Kg), de la federación vasca, ha sido el mejor de los júniors españoles desplazados a Francia para la disputa del referenciado torneo, alzándose con una medalla de bronce.

También ha obtenido puesto de privilegio el catalán Albert Botías que ha sido 5º-sobre 10 luchadores- en el peso de 60Kg. En idéntico peso Antonio Vera ha sido 7º.

El murciano Antonio Rodríguez ha sido 5º en 84Kg mientras que Miguel Carames (55Kg) y Christian Rodríguez (96Kg) han sido los últimos de su peso.

Por equipos el combinado nacional ha finalizado la competición en la 4ªposición sobre un total de 14 selecciones. FUENTE