Liderados por el tremendo Dirk Nowitzki, los campeones del Oeste, vencieron 113-102 a los Miami Heat.

Cómo viene siendo costumbre en esta serie, los Mavericks mostraron mucho más temple que su rival en el último cuarto y pudieron volcar a su favor un encuentro que hasta entonces estaba cerrado.

El pivot alemán anotó 29 puntos y capturó 6 rebotes, y fue bien secundado por Jason Terry quién convirtió 21 puntos.

El “tapado” de Dallas fue el puertorriqueño Juan José Barea quién realizó su mejor partido de estas series finales anotando 17 puntos y repartiendo 5 asistencias.