Los Miami Heat derrotaron por 92 a 84 a los Dallas Mavericks, en el primer partido final de la NBA, disputado la madrugada del miércoles en el American Airlines Arena.


El “Big Three” no quiso saber de sorpresas, y dio el primer golpe de mando en la serie, al vencer a los Mavericks de Dirk Nowitzki.


LeBron James destacó con 24 puntos y 9 rebotes. Pero Miami no depende sólo de James, ya que también Dwyane Wade (22 puntos, 10 rebotes y 6 asistencias) y Chris Bosh (19 tantos y 9 rebotes) hicieron un soberbio partido.

Los 65 tantos del “big three” fueron demasiado para un Nowitzki (27 tantos) al que le faltó companía. El jugador alemán fue el mejor de su equipo, siendo Shawn Marion (16) su principal escudero.