Menuda carrera se ha vivido en Abu Dhabi. Este ha sido el antepenúltimo gran premio del mundial de Fórmula 1, donde Raikkonen supo mantenerse en cabeza tras el abandono de Hamilton. Le acompañaron en el podio Alonso, con una buena escalada de posiciones, y tercero, Vettel, que se vio beneficiado de los numerosos incidentes que ocurrieron y logró finalmente subir al podio. Así, en el Mundial, Fernando sólo ha podido recuperar tres puntos con respecto al alemán.

La carrera comenzó con  una gran salida de Raikkonen y de Alonso. El español adelantó a Button y Webber y se puso cuarto, mientras que Kimmi en la primera curva se puso segundo tras Lewis Hamilton, que al principio tuvo varios problemas. Por otro lado, Vettel desde la última posición iba pasando a los últimos de la carrera.



En la vuelta número 9 Rosberg se "comió" a Khartikeyan que frenó inesperadamente, provocando la salida del Safety Car. La carrera se volvió a replegar y Vettel no hacía más que pegarse sustos con golpes tontos y salidas de pista, por lo que tuvo que cambiar de alerón y también se pasó a los neumáticos blandos, teniendo que volver a empezar de 0. Así, tuvo una disputa con Grosjean. Le pasó, el francés recuperó la posición pero por nada de tiempo porque el alemán le volvió a adelantar (con dudas si fue fuera o dentro de pista).


En la cabeza, Webber empezó a asustar por detrás a Fernando, y en la vuelta número 20, sorprendentemente el motor de Lewis Hamilton fue perdiendo potencia hasta que se tuvo que retirar, pasando al frente del gran premio Raikkonen. Con la bandera amarilla en pista, las sorpresas seguían, ya que Fernando, inesperadamente, pasó con el DRS a Maldonado y se colocaba segundo de la carrera.

Además, el ritmo de carrera era demasiado para el colombiano que salió 3º, y Webber y Button se disponian a pasarle. El de McLaren lo consiguió fácilmente, pero antes el australiano al intentarlo, Pastor se le llevó por delante y trompeó, perdiendo múltiples posiciones, al séptimo puesto.

Mientras tanto, Vettel se acercaba a los puestos de puntuación, donde Massa estaba luchando con Webber la sexta posición, pero trompeó y el líder del mundial le adelantó, y claramente, a su compañero de equipo. Otra gran hazaña fue lo que iba haciendo Sergio Pérez, saliendo 11º se ponía 3º tras la parada de Fernando y adelantar a Maldonado.

Después de las primeras paradas (sobre la vuelta 30) de los pilotos en el pitlane, Button comenzó a atacar a Alonso desde el cuarto lugar y Vettel que se puso segundo, iba perdiendo tiempo con respecto al español, y con la duda de si sus ruedas blandas aguantarían. Así que en la vuelta 38 Sebastien paró de nuevo para cambiar de neumáticos.

Instantes después, Grosjean, Webber, Di Resta y Sergio Pérez mantenían varias disputas de adelantamientos que terminó con el abandono de Webber y de Grosjean y la salida de pista de Pérez, perdiendo puestos. Esto benefició a Vettel, porque salió el Safety Car de nuevo y veía como su estrategia de haber cambiado en ese momento los neumáticos iba a funcionar, eso sí, con un poco de suerte.

Ya en la recta final de la carrera, Vettel intentaba pasar a Button y Alonso hizo 4 vueltas rápidas seguidas, pegándose cada vez más al finlandés. Finalmente, el alemán si pudo colocarse tercero pero a Fernando le faltaron vueltas para ganar el gran premio.