El Real Madrid se impuso en el segundo partido de la final de ACB  por 87-78 y así empata la serie (1-1) contra el eterno rival, el Barcelona. Rudy y Mejri lideraron la victoria tras corregir su defensa y su ataque que tanto fallaron en el primer encuentroPese a todo, el Barça lo tiene mejor para ganar la liga, ya que los dos siguientes choques se juegan en el Palau Blaugrana.

Bourousis encabezó con 6 puntos consecutivos el primer cuarto que fue totalmente merengue, donde lograron un parcial de 18-8. Esta ventaja se mantuvo hasta el descanso gracias al gran baloncesto del Madrid que ha mostrado en toda la temporada y que enseñó en este encuentro.

El segundo cuarto tenía nombre propio: Salah Mejri. El jugador procedente de Túnez sumó a su cuenta particular 8 puntos seguidos que rompía la defensa culé y sostenía la diferencia (40-30)..

Después del descanso, Bourousis y Rudy taparon los numerosos triples fallados y consiguieron la mayor ventaja, 52-37. Sin embargo, Xavi Pascual reaccionó y se sumó la lesión de Rudy para que el Barcelona se lucierea con un 4-14 que devolvió las esperanzas blaugranas (56-51).

El inicio del último cuarto se inició con el intento de remontada azulgrana, en forma de triplazo de Brad Oleson, que puso a su equipo a cuatro puntos y con una clara sensación de creer en la victoria. Hasta que tres triples consecutivos de Carroll y Sergio Rodríguez volvieron a poner en situación de superioridad al Real Madrid. Situación que se comprometió con los triples consecutivos de Oleson y Navarro. El bombardeo cesó y los blancos tiraron de sus armas convencionales, Rudy y Felipe Reyes más un triple salvador de Darden concluyeron el encuentro del lado de las blancos.