La selección colombiana dirigida por José Pekerman ha goleado a Grecia por 3 goles a 0 con un buen orden táctico frente a los ataques helenos y dando espectáculo con su fútbol ofensivo aunque Falcao esté ausente en este Mundial de Brasil. Fernando Santos apostó por Gekas en lugar de Mitroglou y parece no haber salido bien la jugada.

Desde el pitido inicia, el combinado cafetero apretó de tal forma que a los 5 minutos la presión colombiana se saldó con un gol de Armero e iniciar el marcador: remató flojo y raso y el esférico acabó por introducirse al lado del palo derecho de la portería griega.

Tras el primer gol, hubo varias interrupciones en el juego. Los griegos intentaban hilvanar en la medular del terreno de juego, pero los hombres de Fernando Santos no tenían continuidad y apenas lograban ver la portería de David Ospina. En cambio, Colombia tenía el mando y control del partido.

Ya en el segundo tiempo, la Tricolor se aventajaba aún más en el luminoso con un fallo grave de la defensa helena en la ejecución de un córner: prolongó Abel Aguilar en el primer palo y Teófilo Gutiérrez solo tuvo que empujarla para colocar el 2-0 a los 58 minutos de juego.

Pese a que no se apostara por Gekas, tuvo la oportunidad más clara para Grecia con un trallazo al larguero, aunque el delantero estuvo muy irrelevante y finalmente fue sustituido por Mitroglou.

La defensa sudamericana estaba también muy bien plantada, y evitaba cualquier llegada con peligro de los griegos. Zúñiga, Zapata, Yepes y Armero hicieron de sobresaliente su trabajo.


Para rematar esta superioridad, James Rodríguez hizo valer su buena labor durante los 90 minutos con un gol en el minuto 4 del tiempo extra: el delantero tocó con gran sutileza, raso y colocado, haciendo que la estirada de Karnezis resultara infructuosa.