La selección anfitriona venció por 4-1 a Camerún y se clasifican a octavos de final como el primer equipo del grupo A. Aunque los "leones indomables" atacasen sin piedad en el primer tiempo, el olfato goleador de Brasil culminó barriendo a los africanos.


Camerún saltó al césped muy estático, pero poniendo nerviosa a Brasil por las bandas. La defensa de Scolari estaba dejando mucho que desear, y cuando todo apuntaba al gol africano, Neymar pisó el área gracias a un gran pase de Gustavo y marcó en el minuto 16.

Posteriormente, Camerún no renunciaba a su ataque, y en las llegadas que hacían temblar a la portería de Julio César finalmente dio su fruto, con un gol en el 25 después de que Nyom centrase para asistir a Matip. Dejaba en evidencia el mal juego brasileño y los africanos que no se jugaban nada siguieron asustándolos. Sin embargo, un nuevo contraataque de Neymar resultó ser el 2-1.

En el segundo tiempo, los anfitriones salieron con el partido casi resuelto, y su objetivo ahora era ampliar la diferencia frente al desorden camerunés sobre el campo. Y lo consiguieron tras una buena acción de David Luiz, que volvió a centrar para que Fred (en fuera de juego) pusiera el 3-1 (48). El definitivo 4-1 llegó de manos de Fernandinho.