Una dura derrota, por la mínima, cosechó el pasado sábado el equipo senior de Elche Linces ante Valencia Giants. El equipo se desplazó a Catarroja para jugar la cuarta jornada de la Orange Bowl, para enfrentarse a un durísimo y experimentado rival que viene de jugar las últimas temporadas en la Serie A.

El primer cuarto empezó bastante bien para Linces, ya que el conjunto ilicitano se adelantaba mediante un pase de 10 yardas a la endzone del QB Angel Martínez y que recibió el TE Luís Baeza. El intento de punto extra no lo pudieron convertir, ya que la jugada acabó en un fumble.

Tras la anotación de Linces, el ataque de Giants empezó a funcionar, haciendo algunos pases completos que ponían en un aprieto a la defensa ilicitana. Así, poco después de comenzar el segundo cuarto, los locales, que estaban muy cerca de la endzone de Linces, consiguieron empatar el partido mediante un snap que acabó en fumble, y el propio QB recogió del suelo y corrió a través de la línea para marcar con una carrera de 5 yardas. Giants consiguió anotar el punto extra, dejando el marcador en 7-6, con el que se llegó al descanso.

En la segunda parte se impusieron las defensas a los ataques, que apenas lograron mover las cadenas, y el marcador no se movió, acabando el partido con el 7-6 del descanso. De esta manera llegaba la primera derrota de la temporada, y se rompe la racha de imbatibilidad de Linces, que duraba desde diciembre de 2017 cuando perdió ante Granada Lions en partido amistoso, al que siguieron 8 victorias.