Los campeones egipcios, Ali Farag y Nour El Sherbini, dominaron el Campeonato Mundial de Squash por tercer año consecutivo en Chicago. El español Borja Golán se quedó en octavos de final, donde sucumbió con el alemán Simon Rösner (9-11, 11-7, 12-10-12, 11-5, 11-5), quien llegó hasta semifinales donde se toparía a posteriori con el futuro campeón.

Ali Farag, segundo cabeza de serie, logró su primer título tras vencer a Tarek Moamen 3-1 (11-5, 11-13, 13-11, 11-3) en un juego de 73 minutos. Ganó así el décimo título para Egipto en la historia del Campeonato Mundial de Squash, y permanece en segunda posición tras Pakistán, campeones del mundo en 14 ocasiones. Además, Farag asalta el primer puesto del ranking mundial hasta ahora en manos de Mohamed Elshorbagy.

En cuanto a la categoría femenina, Egipto alzó su cuarto título de la historia, y la cuarta victoria consecutiva de la ya leyenda del squash egipcio, Nour El Sherbini.

El Sherbini ganó el título por tercera vez después de vencer a su compatriota Noor al-Tayeb 3-1 (11-6, 11-5, 10-12, 15-13) en un partido de 57 minutos. Es la jugadora más joven en conquistar el título mundial tres veces a sus 23 años, y la quinta que logra ser tricampeona de la historia, una gesta que solo tienen los deportistas Nicol David de Malasia, Susan Devoy de Nueva Zelanda y el dúo australiano Sarah Fitz-Gerald y Michelle Martin.