Roger Federer a sus 37 años, volvió a sorprender a todos con su mejor tenis y después de 17 años de haber disputado su primera final ante otro legendario, el estadounidense Andre Agassi, que perdió, conseguía su cuarto título del torneo al vencer en la final al local John Isner por 6-1 y 6-4, al que ganaba por sexta vez en 8 duelos. 

El ex-número 1 del mundo, no sólo ganó el cuarto título en Miami, sólo superado por el propio Agassi y el serbio Novak Djokovic, que tienen 6 cada uno, sino que también demostró que es actualmente el tenista más en forma del circuito de la ATP, a pesar de que perdió la final de Indian Wells. Su triunfo le catapulta al 4º puesto de la ATP y le ha hecho llegar a los 28 títulos de Masters 1000, incluidos los cuatro de Miami (2005, 2006, 2017 y 2019) y a los 101 en torneos del circuito de la ATP. 

El suizo sí pudo desactivar el cañón de John Isner y pronto le rompió el esquema con tres breaks logrados en el primer set, para lograr una victoria parcial y moral. Se recompuso un poco el estadounidense, jugando ya a la desesperada, visitando la red a la mínima. Sufrió Isner molestias en el pie mediado el segundo parcial, y tuvieron que atenderlo. La primera vez que tuvo que sacar para sobrevivir, llegó una nueva ruptura y Federer levantó las manos con suspense, pues la última bola la decidió el Ojo de Halcón.

El tenista suizo en lo que va de la nueva temporada ya ha alcanzado tres finales consecutivas con marca de 15-1 y logrado el segundo título después de ganar el primero en Dubai. Federer también se convierte esta temporada en el único tenista que ha ganado varios títulos y romper la racha de 19 torneos consecutivos en los que se había dado un campeón diferente. FUENTE