Victoria del Rocasa Gran Canaria ante el Godoy Maceira Porriño (31-18) en el partido disputado en el Polideportivo Juan Carlos Hernández, correspondiente a la Jornada 26 de la Liga Guerreras Iberdrola de balonmano. Con este triunfo en la última entrega de la competición, el conjunto teldense se ha proclamado campeón liguero por primera vez en su historia, doblegando finalmente en esa pelea por el título al Super Amara Bera Bera, que finaliza este curso como subcampeón. Las canarias completan así un doblete histórico con la consecución hace unas semanas de la Challenge Cup.

Un encuentro que arrancaba en el recinto teldense con muchas dudas en ambos bandos, que propiciaban errores de lanzamiento tanto por parte de las locales como de las gallegas. Destacaban también, fruto de esta tensión inicial, Silvia Navarro y Fátima Ayelén bajo palos. Sin embargo, Rocasa Gran Canaria salía beneficiado de esta situación gracias a las transiciones rápidas y a la velocidad en el juego combinativo, culminando jugadas con facilidad por medio de Seynabou Mbengue y Lisandra Lusson: el resultado, parcial de 4-0.

Tras lograr esa primera renta, el conjunto de Carlos Herrera soltaba los nervios y comenzaba a abrir una brecha prácticamente insalvable para un Godoy Maceira Porriño diezmado por las bajas en su desplazamiento a Canarias. La fiesta se instalaba en el Polideportivo Juan Carlos Hernández, y las jugadoras del Rocasa Gran Canaria disfrutaban sobre la pista. Fruto de ello, el marcador ya reflejaba en el minuto 20 un 11-3 favorable a las locales, una ventaja que llegaría a alcanzar la barrera psicológica de los diez al intermedio (16-6).

El guión no iba a cambiar en la reanudación, y el cuadro teldense contaba los minutos para poder celebrar con su público el primer título de Liga de su historia. Carlos Herrera daba minutos a todas sus jugadoras a modo de premio por la temporada que han realizado, y la ventaja continuaba aumentando con el paso de los minutos, llegando a doblar en el electrónico al Godoy Maceira Porriño (24-12).

El Super Amara Bera Bera tenía que vencer en el Pabellón de los Sueños al Helvetia Alcobendas y esperar a la derrota del Rocasa Gran Canaria para proclamarse campeón de Liga Guerreras Iberdrola por segundo año consecutivo. Sin embargo, las cábalas no se dieron, empezando por lo que dependía de sí mismas. El conjunto donostiarra caía en territorio madrileño (29-28) en un encuentro muy irregular, en el que fueron a remolque en varias fases del mismo y en el que no pudieron frenar el empuje de las locales, que despedían a Raquel Navas y Alba García, dos de sus estandartes en los últimos años. FUENTE