Jay Harris le tomó la medida al madrileño Ángel Moreno quien perdió con el galés por decisión unánime (117-111, 119-109 y 120-108) y el británico se convierte en el nuevo campeón de Europa del peso mosca, cinturón que estaba vacante. 

La táctica de Moreno no dio sus frutos ante un boxeador muy técnico y con recursos suficientes tanto cuando Ángel decidió pelear en la distancia como cuando se enredaban entre las cuerdas en un intercambio de golpes, algo que Moreno practicó demasiado en esta pelea y que no le salió bien. Es cierto que "Golden Boy" se sacó algunas manos poderosas en estas circunstancias, pero Harris tiró más de combinaciones que fueron más efectivas e iban minando a su adversario.

El español bailó mucho al galés por el ring, lanzándose a por su oponente más con ímpetu que de forma certera. Ángel también esquivó, aunque no lo suficiente y abrió demasiadas veces la puerta al de Swansea. Y con el paso de los asaltos, el español fue perdiendo efectividad, aunque nunca dejó de luchar cada round y de dañar a Harris, aunque más con golpes puntuales que con combinaciones que pusieran en aprietos reales al nuevo campeón europeo. FUENTE