El Atlético Navalcarnero logró su quinto título de la Primera División de fútbol sala femenino tras ganar en la última jornada al Alcorcón por 2-0. De esta manera, al Pescados Rubén Burela de nada le valió ganar al Femisport Palau por 1-6.

Las rojiblancas, que terminan invictas, acaban igualadas a 84 puntos con el conjunto gallego, pero les vale para volver a coronarse: 2011/12, 2013/14, 2014/15, 2016/17 y 2018/19. Las defensoras del título y campeonas hace un año, el Jimbee Roldán FSF (56 puntos), solo pudo ser cuarto en esta liga en la que el Ourense Envialia C.F. (57) se coló entre los máximos favoritos para acabar terceras.

Por su parte, el Sala Zaragoza conserva la categoría tras conseguir remontar y empatar a dos en su feudo ante el Guadalcacín, que desciende a Segunda División. Viaxes Amarelle FS y Femisport Palau Club son los otros dos clubes descendidos.