Sebastian Vettel, 1 año y 27 días después, vuelve a ganar una carrera de Fórmula 1. El alemán se mantuvo firme y puso su nombre en lo más alto del Gran Premio de Singapur, 15ª fecha del campeonato del mundo.

Una gran jornada para la escudería italiana, que gracias al segundo puesto que obtuvo Charles Leclerc, logró el primer doblete de un mismo equipo en el circuito de Marina Bay. Eso, pese a la molestia del monegasco, que partió en la pole y tuvo que acatar la orden de Ferrari, de no complicar a Vettel en el final de la carrera. En tercer puesto terminó el holandés Max Verstappen. En tanto, Mercedes se quedó sin espacio en el podio. Lewis Hamilton finalizó cuarto, mientras que Valtteri Bottas lo hizo en la quinta posición.

La carrera se terminó definiendo a favor de Vettel, quien pasó adelante en la vuelta 31, cuando Antonio Giovinazzi, que terminó décimo, lideraba sorprendentemente la jornada. De ahí, en tres oportunidades apareció el safety car, bajando el ritmo de la carrera y cortando vueltas, para que finalmente el Cavallino Rampante vuelva a dominar el podio. FUENTE