Llevamos tres semanas ya de competición en la NCAA. El fútbol americano universitario arrancó a finales del mes de agosto y, tras dos partidos, los dos finalistas de la pasada temporada se postulan en la cabeza de los ránkings. Clemson Tigers y Alabama Crimson Tide son los dos mejores equipos actualmente para la Associated Press.

En este artículo vamos hacer un rápido repaso de lo más destacado que ha ocurrido hasta ahora en la NCAA. El football college se caracteriza por ser una auténtica locura con una gran cantidad de partidos cada fin de semana, por lo que vamos a resaltar las actuaciones de los que están siendo, de momento, los programas universitarios más relevantes en este 2019:

Clemson Tigers (1)


Los actuales campeones inauguraron su temporada tumbando por 52-14 a Georgia Tech, donde el nuevo chico de moda Trevor Lawrence no convenció del todo al ser interceptado en dos ocasiones. Pero en su primer partido difícil (y posiblemente el último), ante Texas AM, Clemson mostró seria candidatura a repetir título, venciendo por 24-10 con una defensa de gran nivel a pesar de ser desmantelada durante el Draft de la NFL 2019: permitió a su rival 289 yardas, solo 53 de carrera.
Lawrence repartió 268 yardas y 1 pase de touchdown, y el running back Lyn-J Dixon brilló con 79 yardas y una anotación en 11 jugadas terrestres. Hicieron caer al equipo texano del puesto 12 al 16 del Top 25 de AP, del que se guía la NCAA para posteriormente seleccionar a los mejores equipos. Estos inauguraron su temporada ganando a Texas State por 41-7.

Alabama (2)


Otro jugador referente del año, el quarterback Tua Tagovailoa, tuvo una lesión de tobillo a finales del año pasado, pero el junior no ha mostrado ningún síntoma persistente. El jugador hizo 336 yardas y 4 pases de touchdown, con solo 5 pases incompletos de 31, en el duelo ante Duke que se llevaron por un contundente 42-3.
Y en la Week 2 barrieron a New Mexico State por 10-62, en un partido en el que tras pasar el primer cuarto sin puntos, el ataque de Alabama anotó touchdown en 6 de los 9 drives restantes, acabando con un total de 512 yardas avanzadas. El WR Jerry Jeudy recibió 103 yardas e irrumpió tres veces en la endzone.

Georgia (3)

También hay que destacar a Georgia, quienes por detrás de los dos grandes favoritos, se han mantenido en el top 3 tras la Week 2. Superó con facilidad a Murray State (63-17) y anteriormente doblegó a Vanderbilt (30-6), rival directo en el Este de la SEC. El running back D'Andre Swift se combinó para correr durante 216 yardas en 22 acarreos totales, y realizó 2 touchdowns ante Murray.

LSU (4)


La universidad de LSU subió en el ránking de la sexta posición a la cuarta. Se estrenaron ganando por 55-3 a Georgia Southern y después han obtenido una meritoria victoria frente a los Texas Longhorns (45-38).
El hombre que está dando de qué hablar es el QB Joe Burrow. Ante los texanos completó un pase de touchdown de 61 yardas con Justin Jefferson (163 yardas recibidas y 3 TDs) a poco más de dos minutos del final y ampliaron la ventaja al 45-31, pudiendo dejar que el encuentro lo cerrara sus compañeros de defensa. Burrow repartió 471 yardas (31/39) y 4 pases de touchdown, uno menos de los que dio en la primera semana.
Se convirtió en el primer quarterback de LSU que lanza más de 400 yardas contra un rival clasificado dentro del ránking de la AP, desde que lo logró Rohan Davey contra Illinois en la Sugar Bowl 2002. La parte negativa de los Tigers de LSU es que su grupo defensivo permitió 409 yardas aéreas a manos de Sam Ehlinger, y hasta 38 puntos.

Oklahoma (5)


Los Sooners se emplazan en el 5º puesto de la AP. Con Jalen Hurts, jugador que resuena para el Heisman Trophy (mejor jugador de la NCAA), Oklahoma ha superado sus primeros dos compromisos. Empezaron ganando por 49-31 a Houston, con una actuación imperial del QB: 176 yardas y 3 anotaciones de carrera, añadiendo 332 yardas de pase con otros 3 pases de touchdown.
Después, South Dakota sería la segunda víctima de los Sooners, con un abultado 14-70. En solo 14 lanzamientos, Hurts fue capaz de completar 259 yardas y dar otros tres envíos anotadores.

Ohio State (6)


Al igual que Oklahoma, Ohio State descendió una posición con respecto a la Week 1 y en favor de LSU. No obstante, los Buckeyes se postulan como favoritos para ganar la Big Ten East. Junto a los Wisconsin Badgers (14º), estos equipos son ahora los favoritos para vencer en la conferencia.
Ohio State superó en casa a Florida Atlantic por 21-45 y a Cincinnati por 42-0, destacando sobre todo su defensa, especialmente ante el juego terrestre: solo han permitido 113 yardas en estos dos enfrentamientos. Como contrapartida, su RB J.K. Dobbins lleva 232 yardas en total y 3 touchdowns.
Mientras, Wisconsin acumula dos encuentros dejando a sus rivales en blanco, 49-0 frente a South Florida y el segundo por 61 puntos ante Central Michigan.

Auburn (8)


Auburn sigue subiendo y en la última semana lo hizo en dos puestos. Venció de forma meritoria a Oregon Ducks (27-21) y, con más dificultades de las esperadas, han ganado a Tulane (6-24).
Muy relevante el triunfo sobre los Ducks (15º), a quienes remontaron un 21-6 con el que arrancaron el tercer cuarto. Sumaron 21 puntos consecutivos sin respuesta y, además, el último touchdown de la victoria llegó con un pase anotador a Seth Williams a solo 9 segundos del final. Sin embargo, su ofensiva no fluye como le gustaría a su head coach Gus Malzahn, pero el RB JaTarvious Whitlow anda tirando del carro con sus jugadas de carrera mientras el QB de primer año Bo Nix se asienta en la competición. De momento solo completa el 47% de sus lanzamientos.

Michigan (10)


Los Wolverines bajaron del 7º al 10º puesto. En la Big Ten, la Week 2 nos ha regalado hasta tres partidos yéndose al tiempo extra, y uno de ellos fue el que protagonizaron Michigan y Army West Point.
El equipo de Jim Harbaugh empezó con buen pie ante Middle Tennessee (21-40), pero tuvieron serias complicaciones ante los Black Knights que a priori son muy inferiores. De hecho, Army tuvo en su kicker Cole Talley la victoria, pero falló un field goal de 50 yardas en el tiempo reglamentario lo que obligó a jugar dos prórrogas donde acabaron cayendo por 21-24.
Preocupa en Michigan la calidad de su nuevo quarterback Shea Patterson, quien facilitó dos fumbles a los Black Knights, y el ataque se mantiene un tanto incierto ante la nueva dirección del OC Josh Gattis, el cual solo ganó 2'4 yardas por acarreo terrestre de media. Es más, los Wolverines acumulan 5 fumbles en dos partidos.

Maryland (21)


La revolución de Maryland. Esta universidad ha desmantelado en sus dos primeras semanas a Howard (0-79) y a Syracuse (20-63), en la primera temporada bajo las órdenes del nuevo head coach Mike Locksley, antiguo coordinador ofensivo de Alabama. Y vaya manera de estrenarse liderando una universidad en esta NCAA.
Ya al descanso marchaban 42-13 ante los Orange que se mostraron demasiado perdidos e inconsistentes en defensa, y sin duda lo aprovecharon los Terrapins. Por ver cómo sigue evolucionando el QB Josh Jackson y si mantienen el nivel en la temporada la profundidad ofensiva de los de Maryland. En su último encuentro, los running backs suplentes se complementaron para correr 150 yardas en solo 10 intentos, y anotaron los dos últimos touchdowns en el último cuarto.
Con todo esto los Terrapins asaltaron el puesto número 21 que en la semana 1 ocupaba precisamente Syracuse, y entraron en el Top 25 por primera vez desde 2013. De hecho, es el puesto más alto que han ocupado en los últimos 13 años.

Las universidades caídas


Concluimos este resumen de lo que ha sido la NCAA en dos jornadas destacando que tanto la universidad de Stanford, como los Orange neoyorkinos y los Iowa Hawkeyes han sido los tres equipos que han desaparecido del ránking que determina a los 25 mejores equipos.
Stanford, que anteriormente ocupaba el puesto número 23 al haber derrotado a Northwestern por 7-17, también perdieron a su quarterback titular K.J. Costello por lesión y después cedieron frente a USC (45-20). Mismo balance tiene Syracuse que en la Week 1 superó a Liberty (24-0), pero después se toparon con Maryland. Por su parte, Iowa ha ganado sus dos duelos (14-38 a los Miami RedHawks y 0-30 ante Rutgers), pero esos triunfos parecen no contar con la suficiente relevancia parra entrar ahora mismo en el Top 25.
Por último resaltar que UCLA, universidad de prestigioso football ahora dirigida por Chip Kelly, quien regresó a la NCAA, aún no sabe lo que es la victoria. Los Bruins sucumbieron por 14-24 frente a Cincinnati y después no supieron recuperarse y también perdieron ante San Diego State, por 23-14. Con de momento problemas para anotar y un complejo calendario a través de la PAC-12, veremos qué difícil temporada de NCAA les puede esperar a la universidad californiana.