Sebastián Mora se proclamó campeón de Europa de Scratch por tercera ocasión en su carrera, dos como élite y una como U23, tras ofrecer un recital de fortaleza y lectura de carrera. El ciclista castellonense evitó una resolución al sprint gracias a un poderosísimo movimiento a 7 vueltas del final que le dio una ventaja insalvable para sus perseguidores, entre los que el griego Volikakis y el neerlandés Stroetinga se hicieron con la plata y el bronce.

La prueba de Scratch se presentaba como una de los grandes puntos de interés del día gracias a una gran participación que incluía a Consonni, Coquard o Walls, además de los ya mencionados Mora, Volikakis o Stroeting. La carrera asistió, como es habitual, a multitud de intentos y ataques, pero ninguno de ellos fructiferó hasta la llegada de los 12 giros finales. En ese momento, Mora propuso un primer cambio de ritmo que el resto de competidores logró sofocar a 7 giros del final. 

En el mismo instante en el que cazaban al ciclista de la selección española, se produjo un pequeño parón que Mora aprovechó a la perfección para lanzar otro movimiento, que en esta ocasión sería el ganador. El castellonense mostró su poderío como rodador para mantener la renta con respecto a sus perseguidores que tuvieron que conformarse con esprintar por las medallas. FUENTE

MASCULINO
FEMENINO