La décima edición de la Champions Bowl de Flag Football volvió a celebrarse en Cambrils (Tarragona), reuniendo a múltiples equipos para conformar los mejores de todo el continente europeo. Por el lado masculino, los austríacos del Klosterneuburg Indians se llevaron la máxima gloria mientras que el equipo femenino de ese mismo club cayó en la final de chicas ante Coventry Cougars.

En el torneo masculino, los Indians vencieron por 32-14 a los franceses del Sphinx de Pau, bronce hace un año y campeones en 2016. Los austríacos desplegaron una gran defensa que les permitió ir al descanso con un cómodo 19-7, y en la segunda parte supieron mantener la ventaja en el marcador permitiendo un solo touchdown más a los galos.

De esta forma, los Indians toman el relevo de los daneses Herlev Rebels, que en esta edición solo pudieron ser séptimos. El metal de bronce fue a parar a los alemanes del Walldorf Wanderers, que ganaron el tercer puesto a Vienna Vipers. Quintos acabaron los italianos Arona 65ers y sextos fueron ASVZ Blackbirds de Suecia.

Hubo doble participación española. Los campeones de la Spanish Flag Bowl, Valencia Firebats, que hace un año se quedaron cuartos, este año finalizaron en mitad de tabla al perder en los cuartos de final con Vipers. Posteriormente cedieron ante los 65ers en los puestos del 5º al 8º, y también sucumbieron ante los ex-campeones Rebels. Por otro lado, Barcelona Pagesos no tuvo su mejor participación, perdiendo todos los encuentros de la fase de grupos y, después en las eliminatorias tampoco les salieron las cosas. Acabaron finalmente en la 16ª y última plaza.

Cougars es el tercer campeón femenino de la Champions Bowl

Saltando a la competición femenina, donde no hubo equipos españoles y por lo tanto las Foxes 82 no pudieron defender título, las Coventry Cougars se resarcieron de la final que perdieron ante las asturianas. Se proclamaron campeonas de la tercera edición del torneo femenino en la Champions Bowl, que ha tenido un equipo campeón distinto cada año. En 2017 fueron las francesas Redlips Molosses las que estrenaron el palmarés, y que este año volvieron a participar y fueron quintas.

Para ello, las británicas doblegaron a las Indians en la gran final por 25-7. También defendieron de forma excepcional dejando que las austríacas solo lograran anotar en una ocasión. Parma Panthers superó a las Hyde Park Renegades para adjudicarse la tercera plaza.

Por su parte, otros dos equipos de la capital austríaca completaron el Top-8 de la clasificación junto a las Catania Elephants. Fueron las Vienna DeLaSalle Saints y las Vienna Constables que terminaron en sexta y séptima posición respectivamente.

En esta décima edición de la Champions Bowl se aumentó la cantidad de equipos femeninos pasando de ocho a diez participantes. Las Walldorf Wanderers y las Sheffield Giants de Inglaterra ocuparon la novena y décima plaza.

CLASIFICACIÓN MASCULINA
Equipo
1
Klosterneuburg Indians
2
Sphinx de Pau
3
Walldorf Wanderers
4
Vienna Vipers
5
Arona 65ers
6
ASVZ Blackbirds
7
Herlev Rebels
8
Valencia Firebats
9
Sollerod Gold Diggers
10
Novo Mesto Knights
11
Baker Street Buttonhookers
12
Kelkheim Lizzards
13
Vienna Constables
14
Refoli Trieste
15
Glasgow Hornets
16
Barcelona Pagesos
CLASIFICACIÓN FEMENINA
Equipo
1
Coventry Cougars
2
Klosterneuburg Indians
3
Parma Panthers
4
Hyde Park Renegades
5
Redlips Molosses
6
Vienna  DeLaSalle Saints
7
Vienna Constables
8
Catania Elephants
9
Walldorf Wanderers
10
Sheffield Giants