Lewis Hamilton (Mercedes) no falló en su segundo intento, en Austin, y se proclamó campeón del mundo de F-1 por sexta vez. El inglés se coronó a lo grande, luchando por la victoria contra su compañero Valtteri Bottas, merecido ganador del Gran Premio de EEUU, y subiéndose al podio desde el que celebró ser ya el segundo mejor piloto de la historia, a un paso solo de Michael Schumacher.

Hamilton, que salía 5º, luchó por la victoria con su compañero y acabó segundo con una gran gestión de los neumáticos y de su ambición. Finalmente la táctica de dos paradas de Bottas fue más eficiente que la de una parada de su compañero de equipo, que no pudo aguantar el ritmo del finlandés con gomas más frescas.

Verstappen se detuvo en la vuelta 35 y cayó al tercer puesto. Charles Leclerc fue 4º por delante de Alexander Albon, Daniel Ricciardo y de los dos McLaren, Lando Norris y Carlos Sainz, 7º y 8º respectivamente. FUENTE