El mundo del wrestling, del mayor espectáculo de lucha libre, vive una época de revelación femenina. En un deporte dominado por el género masculino, y con ciertos giros machistas tratando durante años a las chicas como meras modelos y acompañantes de los luchadores, recientemente estamos viendo cómo las luchadoras se están ganando su tiempo de show al igual que los chicos y la balanza cada vez se ve más equilibrada en los programas de wrestling más importantes. Y es que, si ambos pueden ofrecer el mismo espectáculo y la misma calidad de lucha, ¿por qué separarlo?

Y, aunque todos estemos disfrutando de la mayor empresa de esto, de la WWE, con el sector de féminas revolucionando los shows con grandes combates y obteniendo a su vez mayor protagonismo, Impact Wrestling una vez más va un paso por delante. Dicha empresa ya ha celebrado muchas peleas callejeras y rudas entre chicas, luchas intensas de mesas, sillas y escaleras, en celdas (incluso antes de Hell in a Cell 2016), combates femeninos como eventos principales de los programas semanales como algo normalizado o Main Events de PPVs, duelos intergéneros... 

Y ahora, la innovación y la reafirmación de la revelación femenina en Impact Wrestling termina por confirmarse con Tessa Blanchard, quien se convirtió en el PPV de Hard To Kill en la nueva campeona mundial. Por primera vez una mujer ostenta este Impact World Championship, tradicionalmente conocido como el World Heavyweight Championship, el cinturón de los pesos pesados, y a su vez se convierte en la primera luchadora campeona del mundo absoluta en una compañía, el título mayor que tradicionalmente siempre ha sido indiscutiblemente para hombres. 

Se incorpora a la lista de campeones de la antigua empresa conocida como TNA, una lista de renombre que protagonizan: Kurt Angle, Lashley, Austin Aries, Bobby Roode, Sting, Jeff Hardy, AJ Styles, Bully Ray, Johnny Impact, Samoa Joe, Brian Cage, Eli Drake, Magnus, Rob Van Dam, Ethan Carter III, Eddie Edwards, Drew Galloway, Sami Callihan, Eric Young, Matt Hardy, Mr. Anderson, Mick Foley, Alberto El Patrón, Chris Sabin, James Storm y Pentagón Jr., añadiendo ahora el nombre de una chica, el de Tessa Blanchard.

En el PPV la luchadora que también pasó por la WWE se tuvo que enfrentar con Sami Callihan, con quien ha protagonizado una larga e interesante rivalidad. El combate estelar, como no podía ser de otra forma, fue muy emocionante hasta el final. El miembro de OVW rompió una mesa lanzando a Tessa y se encargó de golpear repetidamente y lastimar su rodilla durante la pelea, algo de lo que se resintió la hija de Tully Blanchard.

En los momentos más determinantes, la joven de 24 años sorprendió con un Samoan Drop y después efectuó su Magnum, pero Callihan reaccionó con un Get out of Here que esquivó un nuevo Magnum. Aún así, Tessa siguió resistiendo y conectó un bonito Cutter, que tuvo inmediata respuesta de Sami con una Sit Out Powerbomb que concatenó un pinfall, pero lo cortó para seguir dañando a su rival con su llave a la pierna dañada, la Stretch Muffler.

Blanchard se salvó tocando las cuerdas y pasó a la acción con un nuevo Cutter y su Diving Double Knee Facebreaker, pasando al cuello de Callihan con una llave de rendición, que no logró su propósito. Tras un intercambio de burlas y golpes, Callihan probó suerte con una Powerbomb, pero fue invertida con un tremendo Canadian Destroyer, movimiento que Tessa repitió acto seguido desde la segunda cuerda y dejó KO a Sami. Para rematar, un DDT como finisher y logró completar la cuenta de tres para llevarse la victoria.

De esta manera, la joven Tessa pone el broche de oro a una larga espera que data desde el verano pasado, cuando empezó a ostentar rivalidades contra hombres y luchando sin tapujos. Primero fue contra el propio Callihan en Slammiversary XVII, realizándose el primer combate intergénero del wrestling profesional. Además, combatió por el cinturón "masculino" de la X Division, oportunidad que no pudo aprovechar en un Ladder Match en Bound for Glory

Pero de inmediato quiso dar el salto a por el título de máxima categoría. En un Gauntlet Match, contra Daga, Moose, Rich Swann, Michael Elgin y Brian Cage, salió victoriosa y se adjudicó el puesto de contendiente número 1 al título. Y ahora puede decir que es la campeona del mundo de Impact Wrestling.