En uno de los Monday Night Raw de WWE ocurrió algo sorprendente y poco habitual. Seth Rollins y Buddy Murphy se convirtieron en los nuevos campeones de parejas de dicha marca con tan solo una semana desde que Murphy se uniera a Rollins y a los Authors of Pain.

Los Viking Raiders defendían título y empezaron dominando. Samoa Joe y Kevin Owens irrumpieron para ser expulsados junto a The AOP, y dejar un combate "limpio". Ivar y Erick castigaron a Murphy pero este conectó un rodillazo a Erick, quien además recibió un Curb Stomp mientras el árbitro estaba distraído. 

Así, Rollins dejó en bandeja el pinfall para Muphy y la victoria para tener a nuevos Tag Team Championships de Raw.